3 octubre 2018
Soros vs Netanyahu

Se ha decantado un organigrama forense que representa en el mundo occidental dos relevantes ejes que están al borde de una guerra civil en EU y en Israel, con metástasis globales, donde colisionan dos incompatibles cosmogonías israelíes: 1. El eje Kissinger/Sheldon Adelson/Netanyahu, vinculado a los banqueros Rockefeller y a Trump, quienes operan una agenda de nacionalismo económico y de supremacismo talmúdico mezclado con el supremacismo WASP (White-AngloSaxon Protestant); y 2. El eje de los esclavistas banqueros Rothschild, creadores del Estado de Israel, y su marioneta George Soros, desestabilizador de la CIA (https://goo.gl/F6h7sC), quienes maniobran la agenda globalista con Obama y los Clinton.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu se reunió con el presidente Donald Trump en Nueva York, al margen de la Asamblea General de la ONU.

 

Trump y Soros libran una batalla de destino por el alma de EU, mientras que en Israel el choque entre Soros y Netanyahu es más prístino.

Yair, hijo del primer ministro israelí, se burló de que Soros controla el mundo (sic) y de encontrarse detrás de los crecientes problemas legales de su familia (http://bit.ly/2FMZNsV).

El irreverente Yair afirma que Soros controla a Ehud Barak, ex primer y ex ministro de Defensa, hoy consultor de una trasnacional de marihuana (http://bit.ly/2NWNNOu).

¿Tan estratégica es la marihuana para el control mundial de los encéfalos?

Nati Tucker, del rotativo Haaretz, cercano a Soros, divulgó que Facebook y Netanyahu serán citados en la Corte como codefensores en un juicio por diseminar información falsa, entablado indirectamente por Soros, quien fue acusado de cooperar con Irán.

Justamente, el grupo de Netanyahu se consagra en demoler el acuerdo de Obama con Irán que pasó de un P5+1 a un P4+1 sin Trump (http://bit.ly/2NWJhj0).

Netanyahu subió a su cuenta de Facebook la historia de Soros con Irán propalada por Israel Hayom, rotativo de mayor circulación, cuyo dueño es Sheldon Adelson, mafioso dueño de casinos en Las Vegas y Macao, además de mecenas financiero del primer israelí” (http://bit.ly/2NXDJEM).

Dada la cercanía familiar del talmúdico Jared Kushner, yerno de Trump, sus alianzas con Kissinger/Sheldon Adelson/Netanyahu son motivo de un estrecho escrutinio, más aún cuando se ostenta como el gran negociador con el “México neoliberal itamita” y en su polémica intervención en el contencioso palestino, lo cual no obsta para que hayan existido vibrantes tensiones intra-familiares en el lapso de nueve días.

Jared Kushner fue imputado de ser el pérfido Anónimo (http://bit.ly/2O0wB6w) quien incitó a un golpe de estado contra su suegro Trump (https://dailym.ai/2IwMPCs). ¡Uf!

A los dos días, Eric Trump, segundo hijo del presidente, arremetió contra Bob Woodward quien hubo ganado tres shekels (nota: divisa israelí) extra por su explosivo libro (https://amzn.to/2Iz7whh), lo cual fue criticado por los medios adictos a Soros de antisemitismo(http://bit.ly/2IyR4NY).

Una semana después, Trump acusó de “no ser suficientemente agradecidos a los judíos de EU (según Haaretz)” –en su mayoría pro-Soros/Partido Demócrata–, quienes no tienen aprecio por sus políticas con Israelcuando ¡les dio Jerusalén!(http://bit.ly/2NYHREP).

En la doble guerra civil, desde EU hasta Israel, ¿dónde quedan los otrora omnipotentes neoconservadores straussianos?

El militarismo unilateral global de los neoconservadores straussianos (neo-cons) –en su aplastante mayoría israelí-estadunidenses– colisiona con el soberanismo de Kissinger (https://amzn.to/2IzAwoW), cuando su fracasado Proyecto de un Nuevo Siglo Estadunidense (http://bit.ly/2Ix1TA8) y la Guía de Planeación de Defensa, de Paul Wolfowitz (http://bit.ly/2IzNZNR) dominaron el pensamiento geoestratégico de EU desde 1992.

Los neo-cons manejan traslapes con Netanyahu (http://bit.ly/2Iyohck) y ahora con Trump, mediante su aliado bushiano John Bolton, asesor de Seguridad Nacional.

En la Era de la Post-Verdad(http://bit.ly/2IzEcae) cualquier mentira puede ser transmutada en verdad por la alquimia de los intereses de los multimedia. El problema es que tanto Netanyahu como Soros son notables propaladores de fake news. Uno de los dos va a perder.

AlfredoJalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección


Perfil del Bloguero
Analista mexicano, de origen libanés, especializado en relaciones internacionales, economía, geopolítica y globalización. Es profesor en la UNAM y publica regularmente en periódicos como La Jornada y el El Financiero. Es un comentarista frecuente en medios internacionales de televisión como teleSUR, entre otros.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.