Mostrar:
Autores:
Buscar:

Alfredo Jalife
Alfredo Jalife

Analista mexicano, de origen libanés, especializado en relaciones internacionales, economía, geopolítica y globalización. Es profesor en la UNAM y publica regularmente en periódicos como La Jornada y el El Financiero. Es un comentarista frecuente en medios internacionales de televisión como teleSUR, entre otros.

245 Notas publicadas

Notas recientes
Entre las causales de la inevitabilidad de la próxima guerra de Estados Unidos y China, según la visión americanocentrista del controvertido politólogo Graham Allison, de Harvard, en su polémico, sesgado y fatalista libro Destinados a la guerra: ¿pueden Estados Unidos y China escapar a la trampa de Tucídides? 
La competencia fue feroz entre AS y Rusia por la captura de los fulgurantes mercados asiáticos, los más veloces en crecimiento del planeta, y llegó a su clímax con la compra por 13 mil millones de dólares de la refinería Essar de India por Rosneft que se adelantó a Aramco.
La santa alianza de Trump con Israel y Arabia Saudita pretende horadar el flanco sur de la "nueva ruta de la seda (B&R)" del binomio China/Rusia.
Nunca acaba de asombrar el grado de reconcentración de la riqueza propiciada por la desregulada globalización financierista que propende por su naturaleza intrínseca al darwinismo oligopólico y/o casi monopólico.
El futbol, el deporte más popular del planeta, genera miles de millones en ingresos, donde se despachan con la cuchara grande los agentes y los bancos, que se aprovechan de la consustancial ignorancia financiera de las celebridades, quienes no entienden los recovecos de las negociaciones contractuales y los documentos técnicos que les provocan cefaleas.
Trump refrendó la política de su antecesor Obama para que la OTAN aporte 2 por ciento de su PIB al gasto militar. Su variante fue la forma brusca en la que profirió su exigencia que dejó atónitos a los mandatarios de la OTAN.
Los medios regionales no mencionaron la creación de la OTAN sunnita que debió ser formulada durante las dos cumbres de Trump, una con las seis petromonarquías árabes del Consejo de Cooperación del Golfo, y otra con los 55 mandatarios de la Cumbre Arabo-Islamo-Estadunidense, eminentemente sunnita y con la notoria ausencia de Irán, el mayor país chiíta con casi 83 millones de habitantes.
Dos días antes del arribo de Trump a Riad, el ejército de EU bombardeó un convoy de milicianos chiítas de Irán y de Irak vinculados al gobierno sirio en el poblado de Al-Tanf, cerca de la frontera con Jordania e Irak, que cobró la vida de seis milicianos y 25 heridos. 
No es la primera vez que el zar Vlady Putin es agasajado en China como principal invitado, como sucedió en la cumbre en Hangzhou del G20 en 2016.
El atribulado Donald Trump programó su espectacular periplo a Arabia Saudita, Israel y el Vaticano (antes de las cumbres de la Organización del Tratado del Atlántico Norte en Bruselas y del G-7 en Sicilia) una semana después de la trascendental cumbre de 29 mandatarios este domingo en Pekín de la nueva ruta de la seda.