4 marzo 2018
La degradación de Jared Kushner, yerno de Trump, militarización de la presidencia de EU

Nada menos que el general John Kelly, jefe del Gabinete de Trump, degradó la autorización de seguridad (security clearance) al yerno talmúdico Jared Kushner (JK), casado con Ivanka (https://goo.gl/Jv2UQu).

La degradación de Jared Kushner, yerno de Trump, militarización de la presidencia de EU

Trump arrojó a su yerno debajo del autobús en marcha: dejaré que el general Kelly tome las decisiones, pues el hará lo correcto para el país.

¿En qué negocios inmundos habrá atrapado el suegro a su yerno?

Me adelanté demasiado hace seis meses cuando inquirí “¿Es un delincuente protegido Jared Kushner, yerno de Trump? (https://goo.gl/QzBB6u)

JK y quizá su esposa Ivanka, la hija mimada de Trump, no se irán solos cuando toda la madeja que tejieron en la Casa Blanca con sus aliados, los que no renuncian, sean despedidos. La lista es muy larga: Reed Cordish, Dina Powell, Hope Hicks, el israelí-estadunidense Josh Raffel, publicista de películas de horror (sic) de Hollywood, que no pudo tener mejor desempeño que en la Casa Blanca.

La degradación de JK se debe al momento de hipermilitarización de EU cuando ha sido sembrado en la carrera armamentista nuclear con las nuevas armas hipersónicas de alta-tecnología que exhumó el zar Vlady Putin (https://goo.gl/kqcSNH).

Las mefíticas tratativas inmobiliarias de la familia Kushner han infectado la seguridad nacional de EU. De allí la intervención del general Kelly.

Hace nueve meses emití la hipótesis de que “se detecta una fractura del crimen súper organizado israelí entre Soros, furibundo trumpófobo y rusófobo y uno de cuyos lacayos demócratas pidió el asesinato de Trump en un tuit que luego borró (https://goo.gl/xomJ4b), y la tripleta trumpófila de Netanyahu/Sheldon Adelson/JK”.

Recordé que “Hace 10 años (https://goo.gl/6VGuI9) develé la madeja delincuencial del Banco Hapoalim, Banco Leumi (controlado por el mercader de diamantes Lev Leviev, propietario del fétido Africa Israel Investment: AFI Group) y Discount Bank de Israel, al unísono del mayor defraudador de la historia Madoff (https://goo.gl/OsptMN). Con el advenimiento de Trump, la presunta mafia israelí se ha fracturado en dos bandos: Soros contra Netanyahu/Sheldon Adelson/JK. ¡Ni a quién irle!”

La denuncia de Steve Bannon, ideólogo defenestrado de Trump, contra JK y su pestilente lavado con Deutsche Bank (https://goo.gl/27HrPU) ha detonado muchas cosas:

Charles Kushner, padre de Jared, está preocupado por la exposición del lavado de dinero en Deutsche Bank y su conexión con rabinos (sic), con diamantes y toda la inmundicia proveniente de Israel con toda la gente de Europa oriental cuando se encuentra en riesgo su edificio 666 en Nueva York.

El talmúdico yerno JK intentó bloquear, en coordinación con el gobierno de Israel –como lo hizo aquí Andrés Roemer Slomianski, quien cobraba en México y votaba a favor de Israel (https://goo.gl/Y9Zk2m)– un voto del Consejo de Seguridad de la ONU sobre los asentamientos israelíes a los que siempre financió.

The Washington Post, portavoz del establishment (https://goo.gl/c9x6EX) desmenuza cómo JK, para sus negocios personales con cuatro países, utilizó su relevante puesto: Emiratos Árabes Unidos, China, Israel y México (¡mega-súper-sic!)

En el Mexico neoliberal itamitaes tal el nivel de ignorancia y/o de capitulación a EU que el Congreso mexicano no ha iniciado investigación alguna sobre los alcances de las tratativas meta-diplomáticas y endofinancieras entre JK y el hoy alicaído Videgaray que han puesto en riesgo la seguridad nacional (término inexistente en la fase presente aquende la frontera de EU) de México.

En lo atribuido a México y la fantasmagórica relación de JK y el itamita de capa caída Videgaray, al no saber mucho de política doméstica, salvo lo indispensable e impensable, dejo su hermenéutica a Julio Hernandez López de La Jornada(https://goo.gl/Rq3cZz).

La prensa israelí suele ser más profesional que las grotescas caricaturas de su diáspora que pretende ocultar lo inocultable. En este tenor el israelí Amir Tibon (AT), de Haaretz, realiza una solvente síntesis de la tormenta perfecta que golpeó al yerno atribulado.

AT reseña la perfidia congénita del yerno JK: favoreció la agenda de Arabia Saudita (AS) contra Qatar –que no aprobaron ni Rex Tillerson ni James Mattis, secretario de Defensa, quienes deseaban la mediación de EU– para luego enviar a su padre Charles, anterior convicto, a pedir un préstamo al mismo Qatar con el fin de rescatar la insolvencia de la inmobiliaria familiar (https://goo.gl/EFrcjT).

Nancy Pelosi, lideresa de la minoría demócrata en la Cámara, exigió la fulminante defenestración del yerno, quien nunca debió haber tenido tan estratégico puesto (https://goo.gl/BzgsYD).

Como era de esperarse The New York Times, portavoz del grupo que controla George Soros –que trae pleito a muerte contra Netanyahu y Trump, por ende contra el yerno atribulado pese a que antes habían realizado negocios juntos– se ha especializado en demoler a JK con una serie de artículos en donde se afirma que el mismo Trump fue quien entregó la cabeza de su yerno al general Kelly (https://goo.gl/Dgv4AV) (https://goo.gl/Dd9pbq) y (https://goo.gl/jNYAb7). ¡El Síndrome Salomé!

Mis fuentes mediorientales me susurran que el yerno JK pasa por una insolvencia financiera, por lo que desde su púlpito de la Casa Blanca ha entablado negocios adulterinos con Signature (ex crecencia del banco israelí Hapoalim), Citigroup y Apollo Global Management (dirigido por el israelí-estadunidense Joshua Harris): nido de criminales cuyo antecesor fue la putrefacta Drexel Burnham Lambert, donde destacaron las hazañas del defraudador israeli-estadunidense Michael Milken, “rey de los bonos chatarra (https://goo.gl/iFxPPB)”.

Falta lo más explosivo: los tratos de JK con Deutsche Bank que husmea el sabueso fiscal especial Robert Mueller.

Sobra y basta con los hediondos negocios del yerno consentido para ser degradado por un militar de alcurnia como Kelly.

Todas las tratativas financieras de la familia Kushner y el presunto lavado de su esposa Ivanka en Panamá (https://goo.gl/bND84v) –paraíso fiscal nada literario donde fue atrapado con su lavado Mario Vargas Llosa, quien moraliza desde su patente inmoralidad (https://goo.gl/Xd8U4i)– constituyen la punta del iceberg para los generales del Deep State.

Más delicados son los fracasos diplomáticos del yerno malhadado y malvado en su participación en la noche de cuchillos largos en AS, en el reconocimiento unilateral de Jerusalén como “capital fake de Israel (https://goo.gl/4hYcf1)”, en la antihumana situación de los palestinos en Gaza/Cisjordania, y en su poco profesional manejo de la agenda mexicana.

Pero más peligroso aún es su sometimiento al otro atribulado primer Netanyahu (https://goo.gl/8pmF3Z) quien mantiene óptimas relaciones con el zar Vlady Putin.

Es muy probable que la degradación del yerno –prohibición de su acceso a los secretos cotidianos– haya sido una medida preventiva para no repetir el grave error del Pentágono con uno de sus funcionarios: el espía Jonathan Pollard, que trasladó sensibles secretos de EU a potencias extranjeras y al Mossad (https://goo.gl/ofB9by).


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección


Perfil del Bloguero
Analista mexicano, de origen libanés, especializado en relaciones internacionales, economía, geopolítica y globalización. Es profesor en la UNAM y publica regularmente en periódicos como La Jornada y el El Financiero. Es un comentarista frecuente en medios internacionales de televisión como teleSUR, entre otros.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.