18 abril 2018
El día después a los fracasados bombardeos tripartitas de EU/Francia/Gran Bretaña en Siria

Casi un mes antes de los misiles coreográficos(https://goo.gl/dh4mzZ) de Trump contra Siria –cuya mejor noticia fue que no hubiese cobrado ninguna víctima rusa ni iraní ni siria–, el portal Drudge Report había desnudado que EU estaba entrenando a los militantes (léase: los yihadistas de al Nusra/Al Qaeda) para un ataque químico de falsa bandera como coartada para sus bombardeos (https://goo.gl/jGdvyP).
 
El mismo ministerio de defensa ruso había reportado atrás los preparativos del montaje hollywoodense del ataque con armas químicas del régimen sirio en los suburbios de Damasco donde los yihadistas estaban a punto de rendirse –lo cual ya ocurrió.

El día después a los fracasados bombardeos tripartitas de EU/Francia/Gran Bretaña en Siria

Fue más que interesante la declaración del ex mandatario ruso Gorbachov el ataque contra Siria parece más bien un ensayo antes de empezar un bombardeo de verdad (https://goo.gl/wauZ2n).

En la fase de la post-verdadllama la atención que el portal alemán Der Spiegel haya fustigado la guerra de propaganda del pestilente caso Skripal que ha puesto al gobierno británico a la defensiva (https://goo.gl/JnkNPB).

La atribulada primer ministra Theresa May se ha consagrado como la reina de la mendacidad global: desde el crapuloso Rusiagate –fabricación del espía británico del MI6, Christhoper Steele, con facturación de los Clinton– que ha impedido el acercamiento de EU y Rusia, hasta la falsificación de las armas químicas difundida por los siniestros cascos blancos que dirige el espía militar británico James Le Mesurier.

Nada menos que el anterior “Primer Almirante Lord de los Mares” West ha exigido pruebas inequívocas del supuesto ataque químico de Siria que pudiera ser una vil propaganda (https://goo.gl/so6ZVi).

Lord West puso en tela de juicio los motivos del supuesto ataque con armas químicas de Siria en la fase de una guerra que casi ha ganado, lo cual es ilógico–tesis de Bajo la Lupa.

El Lord West expuso que todos los reportes pertenecen a gente como los Cascos Blancos, que tienen récord de hacer propaganda para las fuerzas de oposición en Siria, así como los “reportes de la OMS, provienen de doctores (sic) que trabajan en Duma, quienes también forman parte de la oposición allá”.

¡Pues también los doctores tienen su corazoncito! Lo grave aquí es que la OMS avale fake news que pudieron llevar al mundo a una Tercera Guerra Mundial nuclear. Esto no es un juego.

Existe discrepancia respecto a las armas químicas: el sarín fue la causal del primer bombardeo de Trump hace un año y ahora es el gas cloro.

Lo relevante ha sido las disensiones en EU de los partidarios del trumpismo como en GB de los seguidores del Brexit a los bombardeos sin evidencia alguna cuando la prensa francesa prácticamente borró la noticia.

The Washington Post, feroz opositor de Trump, coloca en evidencia la postura del fanático trumpiano Alex Jones, director de Infowars, quien comentó que “habían quebrado (sic) a Trump” (https://goo.gl/NVbuRE).

El político británico Nigel Farage, uno de los máximos proponentes del Brexit y el trumpismo, fustigó los bombardeos de la primer ministra Theresa May en Siria que van en contra del interés nacional de GB (https://goo.gl/J7dFdB).

Uno de los primeros efectos de la fuga hacia delante de los misiles coreográficos de Trump versa sobre un plan de retirada de Siria de parte de Estados Unidos y que el polémico mandatario estadunidense siempre anheló: “una fuerza de despliegue árabe conjunta de Arabia Saudita (AS), los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Qatar” que sería pagada por estos tres últimos, según The Wall Street Journal (WSJ), muy vinculado a Trump.  Se trata de “estabilizar (sic) el noreste de Siria” .

En términos geoestratégicos, Rusia e Irán ganaron la guerra en Siria. Pero tampoco pueden descuidar a, por lo menos, 80 por ciento de la población que es sunita árabe y que de cierta manera AS/EAU/Qatar contribuirían a su protección en la que todavía se ignora la participación, a mi juicio indispensable, de Egipto, máxima potencia militar y con casi 100 millones de habitantes: la mayor población del mundo árabe de 22 países, con alrededor de 422 millones.

Ignoro qué tipo de maromas antigravitatorias realizarán los estrategas estadunidenses que cada vez ignoran más las sutilezas tanto de los mundos islámico como árabe que le son ajenos y que abordan con un ignaro maniqueísmo cuando el mismo Trump contribuyó a la disputa de Qatar con AS/EAU.

¿Cómo aceptará Turquía –país sunnita no-árabe y en teoría, miembro de la OTAN, pero con un coqueteo volátil e intermitente con Rusia–, la presencia de la tripleta árabe de AS/EAU/Qatar en su frontera sureste?

Cabe destacar que el sultán Erdogán festejó los misiles coreográficos de Trump contra Bashar.

¿Qué tanto los kurdos no árabes que abundan en la región nororiental de Siria aceptarán la presencia tripartita árabe?

El número real de soldados de EU en Siria es muy disputado debido a su clandestinidad, pero se pudiera aducir un mínimo de dos mil en dos principales puntos: al noreste, donde predomina la Fuerza Democrática Siria-Kurda (SDF, por sus siglas en inglés) y, otro al sur, frontera con Jordania.

WSJ comenta que el megahalcón John Bolton, hoy asesor de Seguridad Nacional de Trump, llamó al jefe del espionaje egipcio, Abbas Kamel, para palpar su pulso de que si Egipto deseaba participar en la sustitución del ejército de EU, lo cual demuestra que el segundo bombardeo de Trump en el lapso de un año fue tan estéril como golpear una espada contra el océano, que elegantemente diagnosticó el rotativo libanés de habla francesaL'Orient-Le Jour.

A juicio del WSJ, la misión de la fuerza regional sería trabajar con los combatientes locales kurdos y árabes que EU ha apoyado para asegurar que los yihadistas del Estado islámico (EI) no regresen y frenen a las fuerzas apoyadas por Irán de ocupar el anterior territorio del EI, según funcionarios de EU.

En efecto, el plan significaría una salida digna de EU que se encuentra en una situación peligrosa en Siria y con un ejército sin sustento legal.

El plan no será sencillo de aplicar ya que el ejército de Egipto se encuentra atareado combatiendo a los yihadistas en la península del Sinaí, mientras vigila su extensa frontera de mil 115 kilómetros con Libia, en pleno caos y descuartizada por los mismos tres países EU/Francia/GB que derrocaron a Muamar Gadafi.

Según Russia Today AS y EAU se encuentran preocupados con su paralizado involucramiento en Yemen y pueden encontrar que sea políticamente torpe desplegar tropas junto a Qatar a la que acusan de apoyar el terrorismo y de ser muy cercana a Irán (https://goo.gl/9NVjpo).

El libanés-estadounidense Michael Maloof, anterior analista en Seguridad del Pentágono, aludía –en los días en los que Trump ponderaba el retiro de los dos mil soldados de EU en Siria, antes de ordenar sus estériles bombardeos– a la confusión de la estrategia medio-oriental de Trump (https://goo.gl/Hupq9x).

¿Incluirá Trump en su retirada, que no graciosa huida, a los hilarantes “ 50 James Bond” de EU? (https://goo.gl/6ZMV76).

 

Artículo publicado en La Jornada


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección


Perfil del Bloguero
Analista mexicano, de origen libanés, especializado en relaciones internacionales, economía, geopolítica y globalización. Es profesor en la UNAM y publica regularmente en periódicos como La Jornada y el El Financiero. Es un comentarista frecuente en medios internacionales de televisión como teleSUR, entre otros.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.