28 noviembre 2017
La jubilación

En marzo del pasado año, 2016, solicité mi inmediata jubilación, puesto que ya habían pasado más de 27 años de servicio en la administración pública, siendo que las leyes de la República Bolivariana de Venezuela, contemplan el derecho inalienable a la jubilación, a partir de 25 años de servicio. Pues, el pasado mes de septiembre del 2017, con un poco más de un año, fui notificado por correo electrónico institucional, que pasara buscando mi Resolución de Jubilación, que retiré el pasado 12/09/2017. 

La jubilación

Pues bien, ni cayó el Presidente Nicolás Maduro, luego de tantos intentos y amenazas de que saldrían de mí, ni me botaron, como lo plantearon públicamente, algunas autoridades, incluso, acusándome de corrupto como lo hicieron algunas y algunos de sus lacayos aduladores, porque desde marzo del 2016 no fui a la UNESB, pues no tenía el porqué, tal y como lo demuestra mi Resolución de Jubilación y el Estado de Derecho. 

Incluso, hubo un personaje que amenazó: “O se va Pino, o yo me voy de la USB”. Imagino que ese sujeto se habrá ido de la UNESB o quedará como un triste pendejo más hablador de paja, en la historia universitaria. También, hubo otro que en el año 2013, me amenazó desde su cuenta del twitter, que al caer Nicolás Maduro, del primero que saldrían, sería de mí. Ese exrector de la UNESB y ahora rector de otra universidad privada, enseguida borró ese tweet. Imagino que lo hizo, más aculillado, que por rectificación, acto de contrición y respeto, como el que siempre le profesé, a pesar de las diferencias.

El caso es que, pese a todas las trabas, silencios, retardos administrativos, cuando se tiene la razón, sin doblegarse, sin arrastrarse y sin dejarse domeñar, se impone la razón. Esto fue lo que sucedió y la hice valer. 

Además, pese a tanta adversidad y complicidad para delinquir que hemos padecido en los últimos años en la Universidad Nacional Experimental Simón Bolívar (UNESB), también conocida como USB (por aquel afán de esconder el carácter de universidad “experimental” que han intentado los falsos autonomistas, desconociendo que la CRBV le confiere el carácter autonómico a todas las universidades), me he visto obligado a escribir estas líneas, por la puerta grande, con la frente en alto y la dignidad impoluta, siguiendo la recomendación de Kotepa Delgado, en aquello de que “escribe, que algo queda” y porque guardo la esperanza de que algo de lo bueno y del testimonio lleguen a las nuevas generaciones de profesores, obreros, empleados y estudiantes y que los profesores jubilados (de los que ahora formo parte), corrijan tantos vicios, como parásitos enquistados en las universidades, estorbando y medrando de las mismas, a cambio de tres lochas más, mientras torpedean y estorban el normal desarrollo de las universidades, sin ofrecerles ninguna transferencia de conocimiento ejemplar, en la mayoría de los casos.

En cuanto a los profesores activos contemporáneos conmigo, no me hago muchas esperanzas, pues en su mayoría ya están adocenados, maleados y son poco proclives a ser objetos de cambios en sí mismos, porque responden, cual corderos, al viejo modelo de universidad al servicio del Estado burgués.

En primer orden, dejo en claro que en este tiempo vivido de vida académico universitaria, he logrado con orgullo universitario y revolucionario lo siguiente: 
1. Siempre, desde estudiante, hasta ser profesor universitario, fui, soy y seguiré siendo, enemigo jurado de la mediocridad y de la ignorancia aprendida, las he enfrentado, a costa de mi bienestar y mi propia vida; 
2. Siempre he luchado, desde estudiante y como profesor universitario, por la democratización de la universidad, lo que me ha convertido en un estorbo para el poder instituido en las universidades y, también, para algunos jerarcas  de turno, porque les soy incómodo a quienes han buscado preservar el viejo modelo de universidad con todos sus vicios;
3. Siempre, luche y  sigo esforzándome por ser un “intelectual orgánico”, diferente a esos parásitos de la sociedad que sólo sirven para pontificar y olvidan la realidad cotidiana y concreta, porque soy de los que se centran en el “análisis concreto de la realidad concreta” y la puesta en práctica de la teoría, entendiendo además, el saber concreto y material, desde el Pueblo y al servicio del  Pueblo, de manera dialéctica y sin creerme un iluminado, ni una élite esclarecida, a cuenta de profesor universitario.

Por lo anterior expuesto, debo decir, que valió la pena todo el tiempo vivido en la universidad, con sus ribetes de academia y búsqueda de saber, en donde también pude ser testigo de muchas miserias humanas, que combatí y seguiré combatiendo hasta mi último aliento, con la esperanza de un nuevo modelo de universidad al servicio del  Pueblo y de los más altos intereses colectivos de la nación y para el desarrollo productivo.

Por ello, también, vienen a la memoria miserias humanas que padecí y que nuestras jóvenes generaciones deben conocer y a quienes corresponda corregir y hacer justicia, pues que lo hagan, para que no sean cómplices silenciosos, como lo han sido muchos otros.

Recuerdo, por ejemplo, entre otras cositas, nada académicas:
- la Banda de los Plagiarios, cuatro autoridades universitarias (Un director de Sede, una subdirectora, una Directora de división y otra profesora), a los que el actual Rector, el Profesor Enrique Planchart, los premió otorgándoles la jubilación, entre gallos y media noche, cuando reventó el escándalo del ascenso a la categoría de profesores titulares, toda vez que el exrector twittero y un expresidente beodo de la APUSB presionaron por otros lados para que este escándalo tuviera los efectos de destitución, cual venganza entre pranes, por rencillas personales, que no fueron logrados y que este par de moralinos querían que fuese yo, Luis Pino, quien denunciara públicamente este escándalo, para ellos no rayarse y quedar impolutos, como las manos que mecen la cuna;

- El combo de profesores tarifados y soplones de la CIA, que en la universidad se han dedicado por años a reclutar a profesores noveles y otros pendejos más viejos, para conspirar y traicionar a la Patria, incluso, con la fachada de una asociación de egresados en EEUU, a los que denuncié ante la Asamblea Nacional (AN) y quien le paró esféricas al caso, murió asesinado (me refiero, al Diputado Robert Serra), además de que denuncié y presenté las pruebas ante la Fiscalía General de la República (FGR), a la delincuente prófuga, según consta en este Expediente de la Fiscalía Superior del Estado Vargas, con el Nro. de Memorandum de Remisión DSG-UR-M-1517-2013, que el nuevo FGR, Tarek William Saab debería de revisar y reabrir con la premura del caso, porque el daño causado ha sido muy grave;

- Estuve en Santiago de Chile, junto con un grupo de personas que escogieron desde la llamada Cátedra Simón Bolívar, para ir a la Universidad Pontificia de Chile, con la mampara de un supuesto Seminario Internacional, en donde lo que pretendían era formar cuadros conspiradores con las Fuerzas Armadas Chilenas, bien escogidos de la UCV, de la banca privada y de la UNESB o USB, muchos de ellos, del partido UNT, para conspirar contra el Comandante Hugo Chávez, hecho infame que enfrenté allá y que también denuncié y tengo la modesta convicción de que ningún delito prescribe, lo que seguramente, en una justicia retorcidamente, tardía, hará algo de reivindicación a este anomalía y uso de los recursos del Estado para conspirar  contra el Estado y el gobierno desde la UNESB y el resto de universidades que andan en este concierto para delinquir;

- Un ciudadano,  Jordy José Galvis, C.I. 21133074, quien era para el año 2014 estudiante regular de la UNESB, en la Sede de Camurí Grande (Estado Vargas), carnet Nro, 1108315, de la Carrera Ingeniería de Mantenimiento,  quien tenía la orden de aprehensión del Tribunal de Apure, por “homicidio calificado”, como se expresa en http://apure.tsj.gov.ve/DECISIONES/2013/MARZO/430-19-S1C-65-13-S1C-65-13.HTML

Este ciudadano era el dirigente de las guarimbas en la Sede de Camurí Grande de la UNESB, junto con Gaby Arellano, la eterna estudiante de la ULA, quien fue a la UNESB a llamar a matar al Presidente. Este señor preparaba emboscada contra mi persona, justo el día en que mataron a mi hijo, el pasado, veintiuno de marzo del año dos mil catorce (21/03/2014), en las inmediaciones de Chacao, a una cuadra de la Plaza Francia, en plena guarimba o barricadas de terror y muerte que dirigía el entonces alcalde, hoy prófugo, Ramón Muchacho;
- Recuerdo que el todavía Rector de la UNESB, Enrique Planchart, ordenó un procedimiento amañado en mi contra, el que llevo querellado hasta las últimas consecuencias por ante los tribunales de la República, que arrancó con instrucciones al Consultor Jurídico, para que buscaran las sanción para mí, no la averiguación del hecho, lo que lo llevó a la arbitrariedad de suspenderme sin goce de sueldo por un año, toda vez que yo enfrenté abiertamente, el discurso terrorista, proguarimbero, insurreccional del Vicerrector Académico de ese entonces, Rafael Escalona, como se puede ver en este video:

Discurso pro-guarimbero del Vicerrector de la UNESB (USB) en Acto de Grado
https://youtu.be/JHZ1h6uS8Jo

- Recuerdo la bajeza del todavía Secretario de la UNESB, Cristian Puig, quien violando toda convención, normas, reglamentos e irrespetando mi dignidad y la de mi familia, el día lunes 24 de marzo del 2014,  a las 6:30m, tuvo el atrevimiento de mandarme un correo notificándome la designación de un jurado, para evaluar mi trabajo de ascenso, a sabiendas de que la semana anterior, el miércoles yo había sido suspendido de toda actividad académica por un año y, sobre todo, de manera tan sucia de su parte, sabiendo que el viernes anterior, el 21/03/2014, habían matado a mi hijo Alejandro Pino, hecho público y notorio, además de que yo lo había enterrado el domingo anterior, 23/03/2014, bajeza que quedará en mi  memoria como una de las suciedades y abyeciones de un ser con pose académica, como Cristian Puig, sin soslayar los delitos que cometió al respecto, que deberán ser llevados a la justicia, para que no haya tanta impunidad, sin importar el tiempo que se tarden estas cosas;

- Recuerdo que cuando fui Jefe de Departamento de Formación General y Ciencias Básicas (DFGCB), de palabra y porque no se atrevían a dármelas por  escrito, recibí órdenes inmorales que no acaté, de abrirle procedimientos para botar de la UNESB a dos profesoras de matemáticas porque no querían bajar al Litoral; órdenes de viciar el concurso de un profesor, porque era mayor de 45 años y  no tenía muchas esperanzas de vida o no dejar que un profesor ganara el Concurso de Credenciales porque era abiertamente homosexual, o no pasar al escalafón a una profesora porque tenía cara de marginal, y así, un sinfín de actos de injusticias, que ataqué y defendí los derechos de estos personajes que de jalabolas salieron a pedir mi cabeza, para congraciarse con el Rector en ciernes y para que no los boten, como hicieron con el valiente que el acto proguarimbero se levantó en silencio y se retiró del acto de grado;

- Recuerdo que junto con tres (3) profesores introduje un Recurso de Amparo ante la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), por el derecho al voto en igualdad de condiciones para los obreros, empleados, profesores instructores, contratados y estudiantes, amparado en el artículo 34 de la LOE y 109 de la CRBV, que luego de ser decidido por esta Sala a nuestro favor, las autoridades de la UNESB ejercieron un Recurso de Interpretación, de la que aún guardan silencio escandaloso en la Sala Constitucional y que, con toda la certeza de mi parte, de que toda justicia tardía es injusta, porque a la presente fecha, el daño causado por las autoridades de la UNESB ya se hace inconmensurable y hay daños irreversibles; pero, más cumbre aún, es el recordar a dos personajes de la UNESB que en plena Asamblea de la APUSB impulsaron un Voto de Censura en mi contra y contra los tres compañeros profesores por la acción que ejercimos y, hoy, dos de sus directivos, hipócritas, por supuesto, reclaman al TSJ que se pronuncie y llame a elecciones;

- Recuerdo, con pena ajena, haber leído un correo desde la cuenta institucional del Rector de la UNESB, en la que, con total impunidad, por ahora, espero, acusaba al Presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, por la muerte de la actriz Mónica Spears y de su ex esposo, que nada tenían que ver con nuestra comunidad universitaria, pero que aprovechó para explotar al máximo;
- Recuerdo, igualmente, con mucha pena ajena, leer un correo del todavía Rector de la UNESB, Enrique Planchart, en donde, de manera irrespetuosa, aunque con eufemismos y modales, agrede al Vicerrector Académico designado por el CNU, el Doctor Luis Holder, al señalar que no es académico, ni tiene la investidura o solvencia académica que tenemos en la UNESB, cuando hasta las piedras saben que, por ejemplo, yo, modestamente, y cualquier modesto profesor de la Sede de Camurí Grande, superamos en publicaciones científicas y serias, al todavía Rector de la UNESB, el que apenas tiene dos publicaciones arbitradas o indizadas en toda su vida universitaria, irregularidades que disfrazan de academicismo, para ofender la dignidad de colegas, aunque provengan de otras universidades, al igual que tuvimos a una Directora de División, tan mediocre que nunca hizo un trabajo de ascenso y se dedicó a evaluar y perseguir a profesores con mucho más credenciales y solvencia académica que ella, como también es público y notorio que le abren concursos y cargos a conspicuos conspiradores (pregúntenle a Rocío San Miguel et al), para darles la patente de corso de profesor universitario, irregularidades éstas que deben ser investigadas por los organismos correspondientes, en relación con nuestra Universidad de la Excelencia.

Así como recuerdo este poquito de cosas malas, he de recordar muchas cosas buenas de profesores noveles, aunque después se echaron a perder algunos de ellos. Recuerdo a obreros y empleados muy responsables y trabajadores y recuerdo con todo mi amor, a las muchachas y muchachos que fueron mis estudiantes, porque dieron lo mejor de ellos y me guardaron mucho cariño y respeto, aunque nunca les regalé un punto, pero, tampoco fui su verdugo.

Respecto de mi persona, de mi solvencia académica, aunque las hienas de la academia se esforzaron en buscar que no ascendiera en los escalafones correspondientes y esto también sigue en tribunales de la República, hasta que se haga justicia, no venganza,  modestamente, podría resumirla en las siguientes responsabilidades, actividades y grados académicos:

- Docente investigador (ahora jubilado) de la UNESB, conocida como USB en los últimos 12 años, mientras que antes ejercí en la UNEXPO, UCV, UPEL y otras universidades y planteles educativos de Educación Media; 
- Comisionado del Gobernador del Estado Bolivariano de Mérida,  Alexis Ramírez (01 de agosto 2016, al 26 de octubre del 2017); 
- Asesor del despacho del viceministro en el MPPEUCT (abril 2015 a marzo del 2016); 
- Articulista fijo en el  blog de TeleSUR.net ad honorem (desde marzo de 2016 hasta la presente fecha); Analista político ad honorem para Hispantv (Televisora iraní en Teherán) para el habla hispana y para la Radio Nacional rusa en español; articulista eventual en Aporrea.org;
- Comunicador del calle del SiBCI Nro 16004, productor y conductor programas radiales políticos; 
- narrador, ensayista y autor de publicaciones científicas indizadas o indexadas: activista del PSUV;
- Doctor en Ciencias Sociales (UCV);  Magister Scientiae en Literatura Iberoamericana (ULA); Profesor o Licenciado en Lengua Materna, Mención Literatura (UPEL-IPC). Antes de esto, estudié filosofía y teología, hasta que entendí que la religión es una forma de adocenamiento y estupidez aprendida.

Cargos dentro de la UNESB:
- Secretario General APUSB-FL;
- Miembro principal y Secretario del Comité Ejecutivo del Instituto de Previsión del Profesorado de la UNESB (IPP-USB)
- Presidente APUSB-FL;
- Miembro del Consejo Consultivo de Administración del Vicerrector  Administrativo José Ferrer; 
- Miembro del Consejo Técnico Asesor de la Coordinación de Investigación; 
- Coordinador de Investigación del Decanato de Investigación del área de Ciencias Sociales y Administrativas;
- Jefe del Departamento de Formación General y Ciencias Básicas;
- Consejero Asesor Departamental. 

En todo caso, para las nuevas generaciones que me suceden, las que seguramente, serán mejor que la mía, les recuerdo algo muy sencillo: jamás la vida es tan corta, como para no hacer algo; ni tan larga, como para hacer tanto. Sigamos luchando y venciendo. Nadie se va. Seguimos en nuevos derroteros.

 


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección


Perfil del Bloguero
Nacido en Mérida, Venezuela.Narrador y ensayista. Activista político de base, del PSUV. Comunicador de Calle del SiBCI, No. 16004.Profesor universitario e investigador de fenómenos sociales y del habla espontánea.Profesor en Lengua Materna; Magister Scientiae en Literatura Iberoamericana; Doctor en Ciencias Sociales.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.