4-F: del "por ahora" a Nicolás Maduro | Blog | teleSUR
4 febrero 2018
4-F: del "por ahora" a Nicolás Maduro

    Transcurridos veintiséis (26) años, desde aquel cuatro de febrero (4-F) de 1992, en el que un puñado de militares y civiles se alzaron en armas, liderados por el Comandante Hugo Chávez, a quienes padecimos la Venezuela del Pacto de Punto Fijo, nos queda en cada año y en cada día, la firme convicción de que tal gesta heroica reventó toda la farsa institucional que padecíamos y desacralizó la falsa democracia “representativa” adeco-copeyana bajo el signo del Opus Dei y del Departamento de Estado norteamericano, que hasta ese momento conocíamos, luego de ser antecedidos de otra dictadura, la militar gorilista, de Gómez a Pérez Jiménez.

4-F: del "por ahora" a Nicolás Maduro

 

     Ese 4-F fue, entre muchas tantas cosas, la fecha en la que se parteó (parió, por decirlo más claro), la fusión Pueblo-FANB y se hicieron uno solo, porque hasta ese momentos, las fuerzas hegemónicas de la derecha se habían encargado de separar a la antigua Fuerzas Armadas Nacionales (FAN), del Pueblo, lo que trajo consigo vicios, lacras y traumas, de los que todavía estamos desembarazándonos.

 

     Pero, hoy, gracias a esa gloriosa gesta, tenemos Patria y un Pueblo en Armas y unas armas en manos del Pueblo, en donde cada soldado y cada oficial nuestro, en cada uno de sus componentes, es ese Pueblo, con la alta responsabilidad de preservar los más altos valores de la nueva República Bolivariana de Venezuela, del socialismo bolivariano, socialista y chavista.

 

     Hoy, podemos escuchar y ver en los miembros de la FANB, es decir, de nuestra FANB, la expresión “Patria y Socialismo” y “El sol de Venezuela nace en el Esequibo”, cuyos sentidos guardan hondo significado, que en otras instituciones, como en la universitaria, por ejemplo, está prohibido enunciar, después de diecinueve (19) años de gobierno revolucionario, pese a que estamos en un nuevo Estado social de justicia y de derecho y, pese a que las universidad venezolana ha de responder a los intereses del Estado soberano y popular. Y de esta cruda realidad, no escapan las otras instituciones, por múltiples razones, aunque de manera vergonzosa. Todavía, hay bobotes que esperan a que existan unas condiciones objetivas y subjetivas, sin propiciarlas.

 

    Hoy, podemos asegurar, que el resultado e influencia de ese renacer de Pueblo con el 4-F se hizo sentir, primero poniendo en evidencia la falsa democracia representativa y destrozándola, además de que la izquierda de botiquín y la de cafetín de universidad quedó desenmascarada en sus falsas poses que no resistieron el huracán revolucionario que arrancó ese 4-F, el que, incluso, nos animó a muchos de los que en un pasado no lejano, siempre fuimos antimilitaristas a cuenta de debíamos a la clase obrera y trabajadora, que estaba bien alejada de esa vieja concepción con remedo de prusiana y heredera del “arrejunten esas patas y digan jirmes”, de Eloy Tarazona, el edecán de Gómez.

 

     Hoy, no solo los combatientes de aquel 4-F, sino ese aluvión de Pueblo, hemos decidido, junto con la petición del Comandante Hugo Chávez, que un hijo del Pueblo, un obrero, Nicolás Maduro Moros, sea y siga siendo el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, como expresión concreta de lo que significa el 4-F.

 

     Por supuesto, esto no lo entienden en el Departamento de Estado gringo, desde donde, de manera ofensiva, convocan a la FANB a traicionar los más altos principios bolivarianos, socialistas y chavistas, para que den un golpe de Estado contra Nicolás Maduro y le pongan en bandeja de plata el poder político a cualquiera de sus virreyes o lacayos.

 

     Ahora bien, es muy bueno que los enemigos de la Patria no entiendan el significado del 4-F, ni entiendan que en Venezuela Pueblo y FANB somos uno, indiferenciados. Es por ello que contra la guerra económica, ahí están las Milicias y el resto de nuestros componentes de la FANB. Es por ello que juntos, vestidos de civil o de de militar, marchamos juntos cada 4-F y vamos a garantizar el triunfo electoral de Nicolás Maduro, quien representa el sueño de ese 4-F, que se hace palmario en cada mujer y hombre humilde de nuestro Pueblo empoderado. ¡Feliz día de la dignidad venezolana!. ¡Feliz día del 4-F!


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección


Perfil del Bloguero
Nacido en Mérida, Venezuela.Narrador y ensayista. Activista político de base, del PSUV. Comunicador de Calle del SiBCI, No. 16004.Profesor universitario e investigador de fenómenos sociales y del habla espontánea.Profesor en Lengua Materna; Magister Scientiae en Literatura Iberoamericana; Doctor en Ciencias Sociales.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.