• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Las tensiones han aumentado en Papúa, que es una de las partes más pobres del país, luego de que los rebeldes separatistas secuestraran a un piloto de Nueva Zelanda.

Las tensiones han aumentado en Papúa, que es una de las partes más pobres del país, luego de que los rebeldes separatistas secuestraran a un piloto de Nueva Zelanda. | Foto: EFE

Publicado 24 febrero 2023 (Hace 23 horas 8 minutos)



Blogs


La situación era "manejable" pero estaba siendo monitoreada, dijo en un comunicado el portavoz de la policía de la provincia de Papúa, Ignatius Benny Ady Prabowo.

Indonesia reforzó este viernes la seguridad en la ciudad de Wamena, en la región más oriental de Papúa, después de que diez personas murieran durante un motín provocado por los rumores de que un niño había sido secuestrado.

LEA TAMBIÉN: 

Entra en erupción el volcán Karangetang en Indonesia

Más de 200 miembros del personal de seguridad, incluidos policías y militares, fueron desplegados para contener la situación después de que más de 20 personas también resultaron heridas en los disturbios del jueves, dijo la Policía.

La situación era "manejable" pero estaba siendo monitoreada, dijo en un comunicado el portavoz de la policía de la provincia de Papúa, Ignatius Benny Ady Prabowo.

El motín comenzó después de que los habitantes de la localidad, enojados por los rumores sobre el secuestro de un niño, comenzaron a arrojar piedras a la estación de policía de Wamena, donde estaba detenido un hombre acusado de secuestrar a un niño de seis años, dijo anteriormente.

La Policía llamó a los padres de la niña para aclarar que estaba a salvo, pero eso no logró detener la violencia y otros edificios fueron incendiados en el área, agregó.

Sin embargo, las fuerzas de seguridad respondieron abriendo fuego, matando a diez personas e hiriendo a 23, dijo Benny.

Las tensiones han aumentado en Papúa, que es una de las partes más pobres del país, luego de que los rebeldes separatistas secuestraran a un piloto de Nueva Zelanda.

El ejército indonesio ha dicho que estaba preparado para llevar a cabo una "operación de aplicación de la ley" como último recurso para liberar al piloto si las negociaciones fracasaban.

Los separatistas han librado una lucha de bajo nivel por la independencia desde que la región rica en recursos, una vez gobernada por los Países Bajos, quedó bajo el control de Indonesia luego de un referéndum respaldado por las Naciones Unidas en 1969.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.