Mostrar:
Autores:
Buscar:

Pablo Jofre Leal
Pablo Jofre Leal

Periodista y escritor chileno. Analista internacional, Master en Relaciones internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. Especialista en temas principalmente de Latinoamérica, Oriente Medio y el Magreb. Es colaborador de varias cadenas de noticias internacionales: Hispantv, Rusia Today, Telesur, www.islamoriente.com, Adital-Brasil, Resumen Latinoamericano, Portal the Dawn news www.thedawn-news.org, Radio y Diario Electrónico de la Universidad de Chile, El Ciudadano www.elciudadno.cl. Creador de la página WEB www.politicaycultura.cl. y www.analisisglocal.cl Actualmente está concluyendo su libro sobre la Lucha del Pueblo saharaui y su proceso de autodeterminación y otro sobre la lucha del pueblo palestino.

38 Notas publicadas

Notas recientes
La hermosa ciudad de Valdivia, en el sur de Chile, ha dado el ejemplo de lo que las ciudades latinoamericanas deben concretar en apoyo del pueblo palestino a través de su Municipalidad y su Concejo, declarándola “Ciudad libre del apartheid”.
Hace pocos días se conmemoraron los doce años del término de la denominada Guerra de los 33 días en El Líbano, que significó la derrota de las fuerzas sionistas que invadieron el país levantino, con el objetivo de tratar de destruir a Hezbolá, mediante la excusa de recuperar a soldados israelíes capturados y alejar este Movimiento más allá del límite del Río Litani.
La lucha, ha quedado demostrado, no sólo se da en el campo de batalla, en los salones diplomáticos, en el seno de las Naciones Unidas, sino también en el campo mediático y tecnológico a través de las redes sociales.
Mientras más colonias se establecen en suelo palestino, mientras más colonos extremistas usurpan la tierra de familias palestinas, mientras más kilómetros de muro se construyen cercando las aldeas, pueblos y ciudades palestinas en la ribera occidental, más irreal se vuelve ese Estado palestino.
 
Jardines infantiles, escuelas, hospitales, todo sitio público es blanco de los ataques saudíes. Tal como sucedió este jueves 8 de agosto cuando aviones de la Fuerza Aérea de la Monarquía Wahabita, lanzaron un ataque contra autobuses escolares en un mercado de la ciudad de Dahian, en el norte de la Provincia de Saada.
El G5+1, a su vez, se comprometió a generar el levantamiento de todas las sanciones económicas, financieras, entre otras, determinadas por la ONU, como también aquellas establecidas por los miembros del G5+1 en forma individual y todas aquellas provenientes de organismos multilaterales. 
Las fuerzas de ocupación suelen intimidar a los estudiantes, pero también a sus familiares, creando un clima de terror, llamando a la delación, al soplonaje. Una represión que se vive, a veces en forma directa o en ocasiones en forma más indirecta, enviando mensajes donde dan cuenta que se tomarán acciones represivas.
La pretensión sionista de avanzar hacia la consolidación de un régimen racista, al estilo de la Sudáfrica del Apartheid y del régimen nacionalsocialista entre los años 1933 y 1945 en Alemania, no es un tema nuevo.
La política israelí en su diaria y crónica conducta criminal contra el pueblo palestino, persigue que tal comportamiento sea visto como parte constituyente de un proceso de ocupación, que sólo puede tener como fin, en ese actuar sionista, la completa anexión de los territorios ocupados.
Estados Unidos, bajo mandato del lobby sionista y los sectores más reaccionarios de la sociedad estadounidense, se ha embarcado en dotar a Israel de un Plan destinado a obstaculizar el objetivo de concretar un Estado Palestino, con plena autodeterminación. Lo denomina “el Acuerdo del Siglo”,