• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente Donald Trump sostuvo varias reuniones a pesar de las manifestaciones realizadas en la ciudad.

El presidente Donald Trump sostuvo varias reuniones a pesar de las manifestaciones realizadas en la ciudad. | Foto: Reuters

Publicado 15 agosto 2017

Durante los disturbios del sábado pasado falleció Heather Heyer, de 32 años, quien murió luego de ser golpeada por el auto de un simpatizante neo-nazi de 20 años.

Cientos de personas volvieron a concentrarse este martes frente a la residencia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en un rascacielos de Nueva York, para manifestarse en contra de sus declaraciones sobre los sucesos en Charlottesville.

"Estamos para quedarnos, estamos para luchar", exclamaron las personas en la 5ta Avenida, cercana a la Trump Tower, donde se encuentra por primera vez el presidente estadounidense tras su llegada a la Casa Blanca.

Los policías formaron un cordón que rodeaba a los manifestantes para impedir enfrentamientos con afectos al mandatario, quienes expresaban su apoyo a Trump.

Foto: Reuters

Trump generó polémica este martes al asegurar que la responsabilidad de la violencia del sábado en Charlottesville (Virginia), entre miembros de la derecha supremacista y manifestantes reunidos para denunciarlos, debería atribuirse "a las dos partes".

>> Donald Trump y el apoyo de la supremacía blanca

"Yo miré atentamente, mucho más atentamente que la mayoría de la gente. (En la manifestación) había un grupo de un lado que era agresivo y otro grupo del otro lado que también era muy violento. Nadie quiere decirlo", dijo Trump en rueda de prensa.

Una de las víctimas durante los disturbios fue Heather Heyer, de 32 años, quien murió luego de ser golpeada por el auto de un simpatizante neo-nazi de 20 años. El conductor embistió contra los manifestantes que denunciaban el racismo existente en la nación.

>> Supremacía blanca, la verdadera amenaza terrorista en EE.UU.

En algunas pancartas se leía "Todos somos Heather Heyer". Los manifestantes expresaron que el presidente Trump no podría ignorarlos. "Estoy segura que nos escucha desde su apartamento", expresó María Caba, de 30 años y proveniente de República Dominicana, quien se unió a la protesta para defender los derechos de los inmigrantes indocumentados.

La protesta contra el mandatario estaba prevista en rechazo a diversas medidas de su Administración, pero las convocatorias ganaron impulso tras los violentos incidentes de racismo en Virginia.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.