• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El suelo está lleno de agua, nutrientes y microorganismos esenciales para la producción de alimentos, sin embargo, restaurar unos pocos centímetros puede llevar hasta mil años, destacó el organismo.

El suelo está lleno de agua, nutrientes y microorganismos esenciales para la producción de alimentos, sin embargo, restaurar unos pocos centímetros puede llevar hasta mil años, destacó el organismo. | Foto: Concepto

Publicado 5 diciembre 2019


Blogs



Este 5 de diciembre, al celebrarse el Día Mundial del Suelo, la FAO advierte de graves consecuencias de los efectos de la erosión de la superficie terrestre.

La erosión del suelo, como se le conoce al proceso de desgaste de la superficie terrestre, combinada con los efectos del cambio climático, presentará un gran riesgo para la seguridad alimentaria mundial del planeta a partir del año 2050.

LEA TAMBIÉN:

Yemen la nación con mayor inseguridad alimentaria

Debido a la erosión acelerada, más del 90 por ciento de los suelos de la Tierra podrían degradarse para 2050, lo que pondría en riesgo la seguridad alimentaria, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El suelo está lleno de agua, nutrientes y microorganismos esenciales para la producción de alimentos, sin embargo, restaurar unos pocos centímetros puede llevar hasta mil años, destacó el organismo.

La erosión del suelo es el proceso de desgaste de la superficie terrestre como consecuencia del impacto de acciones geológicas (como las corrientes de agua), climáticas (como las lluvias) o por la actividad del ser humano (como la agricultura, la deforestación, expansión de las urbes, entre otros).

Los suelos terrestres son de vital importancia para el cultivo de alimentos y para los ciclos biogeoquímicos.

En un estudio de la universidad de California en Berkeley, sin embargo, advierte que  los seres humanos han ido agotando de forma constante y alarmante los recursos del suelo de la Tierra a una velocidad superior a la que los nutrientes pueden ser repuestos. 

Si esta tendencia no cambia, la erosión del suelo, combinada con los efectos del cambio climático, hará insostenibles actividades tan comunes como la agricultura que impactará en los niveles de pobreza de las naciones menos favorecidas dando paso a grandes migraciones.

La FAO ha destacado que 95 por ciento de nuestros alimentos provienen del suelo, es imperativo detener su erosión. "Nuestra capacidad para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y garantizar un futuro #HambreCero depende de ello".

En una declaración con motivo del Simposio Mundial sobre la Erosión del Suelo en mayo pasado, la FAO indicó cada que cinco segundos se erosiona una superficie de suelo equivalente a un campo de futbol. 

El organismo advirtió que hay cinco formas en que la erosión del suelo amenaza nuestra seguridad alimentaria y el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Cinco formas en que la erosión del suelo amenaza la seguridad alimentaria

La FAO citó que la erosión del suelo restringe nuestra capacidad para producir alimentos nutritivos; asimismo  conduce a la degradación de los ecosistemas, también afecta al suministro de agua.

Otro punto es que la erosión daña las infraestructuras urbanas, además de contribuir a la pobreza y puede conducir a la migración.

Más de 68 millones de personas se han visto desplazadas de sus hogares en todo el mundo, muchas de ellas por cuestiones relacionadas con el clima. 

La erosión del suelo no hace más que agudizar los efectos del cambio climático: con menos suelo, los ecosistemas tienen menos resiliencia para adaptarse a los nuevos patrones de temperatura y precipitaciones.

Sin embargo, la FAO sostiene que la erosión puede reducirse en gran medida en casi todos los contextos con prácticas de gestión sostenible del suelo, como la construcción de terrazas o el desarrollo de cultivos de cobertura que protejan la superficie del suelo.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.