• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Según un estudio, en 2022 más de 61.000 personas murieron por causas relacionadas con las altas temperaturas.

Según un estudio, en 2022 más de 61.000 personas murieron por causas relacionadas con las altas temperaturas. | Foto: EFE

Publicado 26 julio 2023 (Hace 22 horas 9 minutos)



Blogs


El director general de la OMS aseguró que “el calor extremo sigue amenazando la salud en todo el hemisferio norte”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó este miércoles sobre las consecuencias que pueden traer a la salud las altas temperaturas registradas en los últimos meses.

LEA TAMBIÉN:
OMS advierte sobre un posible aumento de dengue en Europa

En conferencia de prensa, el director general del ente, Tedros Adhanom Ghebreyesus aseguró que “el calor  extremo sigue amenazando la salud en todo el hemisferio norte”.

El funcionario hizo referencia a un estudio publicado este mes, donde se recoge que en 35 naciones europeas durante el verano del hemisferio norte el año pasado, más de 61.000 personas murieron por causas relacionadas con las altas temperaturas.

De igual forma, el máximo representante del ente indicó que las altas temperaturas, junto a otros factores, también favorecen la ocurrencia de incendios forestales en naciones como Argelia, Grecia, Italia y Túnez, que hasta el momento, han dejado un saldo de más de 40 muertos y miles de evacuados.

Según un informe de la Organización Meteorológica Mundial, Europa es la región del mundo que más rápido se está calentando.

“También nos preocupa el impacto del clima extremo en la salud de las personas desplazadas o que viven en entornos vulnerables o afectados por conflictos, donde el acceso al agua potable y al saneamiento es limitado o inexistente, no hay refrigeración y escasean los suministros médicos”, refirió Tedros.

Asimismo, manifestó que en el transcurso del mes se han registrado en el noreste de Siria al menos 40 incendios en solo tres días, que han puesto en peligro la vida de los seres humanos y han ocasionado daños materiales, además de enfermedades  asociadas al calor.

En este sentido, los Gobiernos pueden establecer sistemas de alerta temprana y respuestas, planes de comunicación eficaces, así como  estrategias para la población  y los grupos vulnerables.

 “Al tiempo que nos adaptamos y respondemos a las olas de calor y otros fenómenos meteorológicos extremos, debemos atajar y mitigar sus causas, si queremos proteger nuestra salud, nuestros ecosistemas y nuestras economías”,  subrayó Ghebreyesus.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.