• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La Conferencia Episcopal se comprometió a que cada vez que alguien denuncie un caso de abuso, o que se tengan nuevos antecedentes de algún delito, estos se despacharán de inmediato a la Fiscalía.

La Conferencia Episcopal se comprometió a que cada vez que alguien denuncie un caso de abuso, o que se tengan nuevos antecedentes de algún delito, estos se despacharán de inmediato a la Fiscalía. | Foto: Reuters

Publicado 30 abril 2019



Actualmente existen 166 investigaciones penales abiertas vinculadas a casos de abuso sexual al interior de la iglesia chilena, con 248 víctimas. 

La Conferencia Episcopal de la iglesia de Chile firmó un acuerdo con la Fiscalía para colaborar en las investigaciones por casos de abuso sexual en la institución. El convenio tiene por objetivo fortalecer el intercambio de información en los casos de delitos sexuales cometidos al interior de la iglesia, sobre todo en aquellos que involucren abuso contra niños, adolescentes o personas en situación de discapacidad.

LEA TAMBIÉN:
Defensa de Lula introduce pedido de liberación ante STJ de Brasil

El pacto de cooperación fue suscrito por el fiscal nacional, Jorge Abbott, y el secretario general de la conferencia episcopal, Fernando Ramos. En particular, la Conferencia Episcopal se comprometió a que cada vez que alguien denuncie un caso de abuso, o que se tengan nuevos antecedentes de algún delito, estos se despacharán de inmediato a las autoridades de la Fiscalía.

Fernando Ramos, dijo que "esta es una invitación también para otras congregaciones religiosas, para que poco a poco vayan progresando en torno al compromiso de cooperar con el restablecimiento de la verdad y la obtención de justicia para las víctimas".

Por su parte, la Fiscalía se comprometió a resguardar la identidad de todas las víctimas y de los denunciantes, manteniendo la confidencialidad en las investigaciones.

Actualmente existen 166 investigaciones penales abiertas vinculadas a casos de abuso sexual al interior de la iglesia chilena, con 248 víctimas y 221 sospechosos, entre sacerdotes, obispos, diáconos, miembros de congregaciones y laicos. De las víctimas, 131 son niños y adolescentes, 35 son adultos y de 82 no existe información sobre su edad.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.