• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Durante diez días, las principales ciudades colombianas han sido escenario de manifestaciones masivas y represión estatal.

Durante diez días, las principales ciudades colombianas han sido escenario de manifestaciones masivas y represión estatal. | Foto: Twitter: Movice

Publicado 7 mayo 2021


Blogs



Organizaciones gremiales, legisladores y Gobiernos rechazan la respuesta represiva del gobierno de Duque a las protestas.

El repudio internacional a la represión de las fuerzas militares del Estado colombiano contra la población civil en las principales ciudades, en medio del Paro Nacional que conmociona al país suramericano en los últimos diez días, aumenta con nuevas voces que se suman a la exigencia de detenerla.

LEA TAMBIÉN: 

Denuncian represión en Bogotá durante homenaje a las víctimas de las protestas

Durante las últimas horas, el Partido Unido Socialista de Venezuela (PSUV) condenó la represión, se solidarizó con el pueblo colombiano y respaldó su derecho a protestar pacíficamente contra medidas antipopulares y neoliberales.

A través de un comunicado, el PSUV llamó a la Organización de las Naciones Unidas a detener la masacre de civiles. Además, lamentó la complicidad del Grupo de Lima, la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos (OEA) y su secretario general, Luis Almagro, con el Gobierno de Duque.

La Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap) repudió este viernes "en los términos más enérgicos" la represión desatada por el Gobierno del presidente Iván Duque contra el pueblo de ese país.

El presidente de la organización gremial, Juan Carlos Camaño, y su secretario general, Nelson del Castillo, denunciaron que la represión contra los que han ganado las calles en demanda de profundos cambios económicos y sociales, también ha alcanzado a los trabajadores de prensa.

La Felap reclama, en particular, el respeto a la vida de periodistas y comunicadores, y sostiene que estos profesionales han estado amenazados, perseguidos y asesinados por un Estado que, desde hace muchos años, "practica el terrorismo contra miles de referentes políticos, sindicales y sociales".

Entretanto, la senadora del Congreso estatal de Florida (Estados Unidos), la colombiana Annette Taddeo, urgió al presidente Duque a parar la violencia contra civiles.

En un comunicado, la legisladora compartió que el mundo ha visto "imágenes perturbadoras y videos compartidos en las redes sociales de policías abriendo fuego contra manifestantes pacíficos que protestaban en Cali, Colombia, así como en otras ciudades, incluida mi ciudad natal, Bucaramanga".

Taddeo se comunicó días atrás con el presidente estadounidense, Joe Biden, "para llamar la atención sobre esta crisis humanitaria", al recordar que Colombia “es nuestro mayor aliado en la región", aunque no menciona que, por ese hecho, EE.UU. financia la preparación y logística de las fuerzas militares colombianas.

A su vez, el presidente de la comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo, David McAllister, y la presidenta de la Delegación para las Relaciones con los países de la Comunidad Andina, Pilar Del Castillo, hicieron un llamamiento a encontrar una "salida pacífica" a la situación en Colombia y respaldaron "un diálogo nacional".

En una declaración conjunta, los eurodiputados urgieron a la sociedad civil, autoridades y fuerzas políticas a que "desde la moderación y el diálogo" se encuentre una "solución adecuada" ante las fuertes protestas que llevan sucediéndose más de una semana en Colombia.

Asimismo, defendieron el derecho del pueblo colombiano a manifestarse pacíficamente, aunque evitaron dirigir una acusación contra el presidente Duque.

El 28 de abril pasado comenzó un Paro Nacional en Colombia contra la reforma fiscal anunciada por el Gobierno, la cual incluía una reforma pensional y una reforma de la salud pública que beneficiaría al sector privado de la salud.

Desde entonces, la Policía, en concreto el ESMAD (Escuadrón Móvil Antidisturbios), y el Ejército Nacional, iniciaron una fuerte represión contra las protestas, lo que ha causado una escalada de violencia en las calles.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.