• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
De acuerdo con la OMS, la respuesta al brote anterior de este virus mejoró la capacidad de respuesta del sistema sanitario.

De acuerdo con la OMS, la respuesta al brote anterior de este virus mejoró la capacidad de respuesta del sistema sanitario. | Foto: Reuters

Publicado 2 julio 2020


Blogs



Se han confirmado 31 infecciones en el reciente brote de este letal virus. Un total de 14 personas ya fallecieron.

Días después que la Organización Mundial de la Salud (OMS) diera por terminado el segundo brote más mortal del ébola en todo el mundo (el décimo desde que se documenta), la República Democrática del Congo se esfuerza para controlar un nuevo brote de ese virus.

LEA TAMBIÉN:

Expertos hallan por primera vez exoplaneta con núcleo expuesto

Este miércoles la OMS confirmó 31 infecciones y tres probables casos de la fiebre hemorrágica en la provincia de Équateur, en la que ya han ocurrido 14 muertes.

El reciente brote (el undécimo) estalló a principios de junio pasado y a más de 1.200 kilómetros del décimo brote, el cual se produjo en el extremo opuesto del país y se declaró el 1 de agosto de 2018 en la provincia de Kivu del Norte (noreste, fronteriza con Uganda).

La secuenciación genética del virus ha mostrado que ambos brotes no están vinculados.

Los expertos consideran que el décimo brote fue particularmente desafiante, pues tuvo lugar en una zona de conflicto activa. Se registraron 3.470 casos y solo 1.171 sobrevivientes.

De acuerdo con la OMS, el control de aquel brote exigió una respuesta de más de 22 meses, la cual demandó capacitar a miles de trabajadores de la salud, el registro de 250.000 contactos y el análisis de 220.000 muestras.

 

El esfuerzo de la República Democrática del Congo y sus autoridades sanitarias comprendió inyectar a más de 303.000 personas con una vacuna efectiva y ofrecer atención a los sobrevivientes después de su recuperación. Gracias a estas y otras acciones, el brote no se extendió a nivel mundial, reconoció la OMS.

Para ayudar a contener los casos actuales, la OMS y el Gobierno congolés ya desplegaron alrededor de 50 expertos y proporcionaron más de 5.000 dosis de una vacuna de probada eficacia.

Desde el 25 de junio el país entró en una fase de 90 días de vigilancia reforzada del nuevo brote, con el propósito de mantener operaciones de respuesta rápida y detección de nuevos casos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.