• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Un vuelo de la aerolínea Jet Blue, procedente de Nueva York, EE.UU., fue el primer arribo internacional a Punta Cana.

Un vuelo de la aerolínea Jet Blue, procedente de Nueva York, EE.UU., fue el primer arribo internacional a Punta Cana. | Foto: EFE

Publicado 1 julio 2020


Blogs



Ante la reapertura se emitió un protocolo que, entre otras medidas, limita la capacidad hotelera a un 30 por ciento.

Autoridades de la República Dominicana, anunciaron que a partir de este miércoles 1 de julio, el país reabrirá a los visitantes nacionales y foráneos, cumpliendo siempre con las medidas higiénico sanitarias para evitar la propagación de la Covid-19.

LEA TAMBIÉN:

República Dominicana reactiva proceso de premios de literatura

“La República Dominicana, sus hoteles y acogedoras playas, recibe con cariño, aplicación rigurosa de protocolos sanitarios y la alegría de su gente, a extranjeros y dominicanos que deseen disfrutar unas vacaciones sanas y divertidas”, puntualizó el portavoz y director general de Comunicación del Gobierno dominicano, Rodríguez-Marchena, en un mensaje difundido a través de la red social Twitter.

Por su parte, una nota del Ministerio de Turismo dominicano, estimó que arribarán al país más de 400 vuelos durante el mes, “desde y hacia diferentes puntos del exterior, a través de los diversos aeropuertos internacionales”, destacándose fundamentalmente las terminales Las Américas (AILA) y Punta Cana, con más del 60 por ciento de las llegadas.

Asimismo, revelaron que la mayoría de los vuelos procederán desde Estados Unidos (EE.UU.) y Europa, y que cada día “aumenta el número de aerolíneas interesadas en venir al país”.

Ante esta reapertura, autoridades de la nación caribeña emitieron un protocolo para la realización de las actividades turísticas que, entre otras medidas, desaconseja para los niños el uso de mascarillas en las playas, mientras que en el caso de los adultos, les deja decidir su empleo.

De igual forma, se dispuso que durante el mes de julio, en los hoteles de más de 500 habitaciones se limita a un 30 por ciento la ocupación, para aumentarla a un 50 por ciento en agosto y a un 75 por ciento en diciembre.

Se emplearán además asistentes de piscina y socorristas que puedan hacer cumplir las medidas de distanciamiento físico en el agua,  excepto para aquellos grupos de familiares y amigos que llegaron juntos.  Mientras, se mantendrá la calidad del agua de la piscina realizando pruebas regulares de cloro.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.