• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
En Yemen más de 16.2 millones de personas sufren hambre extrema como consecuencia del conflicto armado.

En Yemen más de 16.2 millones de personas sufren hambre extrema como consecuencia del conflicto armado. | Foto: www.aa.com.tr

Publicado 18 enero 2022 (Hace 16 horas 54 minutos)



Blogs


En lo que va de 2022 se han perpetrado 839 ataques aéreos contra territorio yemení. 

La Organización de Naciones Unidas (ONU) condenó este martes los recientes ataques aéreos perpetrados por la coalición que lidera Arabia Saudita contra Saná, capital de Yemen, los cuales dejaron saldo de al menos cinco civiles muertos, entre ellos dos mujeres y un niño.

LEA TAMBIÉN:

ONU insta a dialogar para solucionar conflicto armado en Yemen

Este bombardeo se produjo como represalia a los ataques con misiles y drones efectuados por los hutíes contra el aeropuerto internacional de Abu Dhabi y una zona industrial cercana, los cuales dejaron saldo de tres civiles fallecidos, detalló el ente global en un comunicado.

Pormenoriza el documento emitido por la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos que el conflicto en esa nación africana se ha intensificado en lo que va de 2021, pues hasta este lunes se registran 839 ataques aéreos de la coalición dirigida por los saudíes, respecto a los 1.074 de todo el mes de diciembre de 2021.

Varios de esas acciones ofensivas de los últimos días, en el orden de docenas de ataques aéreos y de artillería han sido lanzados por las partes implicadas en el conflicto armado sin tener en cuenta la vida de personas inocentes.

A lo que se añade la amenaza constante que representan las minas terrestres ante los constantes cambios y ampliación de las líneas del frente; y los daños ocasionados a objetivos civiles e infraestructura crítica, como torres de telecomunicaciones, depósitos de agua, y hospitales en Sana'a y Taizz.

Desde la ONU instaron a las partes involucradas en el conflicto yemení a establecer garantías de protección a los civiles y bienes de este tipo, a tenor de lo establecido por el derecho internacional en situaciones de conflicto armado, al tiempo que exhortó a buscar una solución pacífica al conflicto.

“En particular, las partes en conflicto deben tomar todas las medidas factibles para verificar que los objetivos sean efectivamente objetivos militares y suspender un ataque si resulta evidente que el objetivo no es un objetivo militar o que el ataque sería desproporcionado. El incumplimiento de los principios de distinción y proporcionalidad podría constituir un crimen de guerra”, remarcó la ONU en el comunicado.

Por su parte el Programa Mundial de Alimentos (PMA) advirtió sobre la situación de crisis extrema que se vive en el país africano, donde unos 16.2 millones de personas, más de la mitad de la población enfrenta situación de hambre aguda.

Agrega el PMA que la mitad de los niños menores de cinco años, unos 2.3 millones presentan riesgo de desnutrición; sumado a la necesidad de esa entidad de unos 1.970 millones de dólares para cubrir la asistencia alimentaria destinada a las familias al borde de la hambruna.

Al respecto la directora regional del PMA para Oriente Medio y el Norte de África, Corinne Fleischer, manifestó que “cada vez que reducimos la cantidad de alimentos, sabemos que más personas que ya tienen hambre y padecen inseguridad alimentaria se unirán a las filas de los millones que mueren de hambre”.

“Pero los tiempos desesperados exigen medidas desesperadas y tenemos que estirar nuestros recursos limitados y priorizar, centrándose en las personas que se encuentran en el estado más crítico”, sentenció.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.