Mostrar:
Autores:
Buscar:

Carlos Aznarez
Carlos Aznarez

Periodista argentino en medios de prensa escrita y digital, radio y TV. Escritor de varios libros de temas de política internacional. Director del periódico Resumen Latinoamericano. Coordinador de Cátedras Bolivarianas, ámbito de reflexión y debate sobre América Latina y el Tercer Mundo.

91 Notas publicadas

Notas recientes

Para la derecha no hay cuarentena que valga. Ellos no paran jamás en sus planes destructivos, salvo que decidan frenarlos quieren vienen soportando sus estrategias de hambre, miseria y muerte. Ahora, en Argentina se está otra vez ante una operación con pronunciada matriz derechosa empresarial.

Nuevamente la impudicia de Donald Trump se ensaña contra Venezuela Bolivariana. En realidad, la gran obsesión del ultramillonario supremacista blanco que mal gobierna Estados Unidos, se llama Nicolás Maduro.

En estos tiempos difíciles de guerra bacteriológica imperial, de uniformados disciplinadores en las calles del mundo, de comprobación de lo que ya sabíamos, que el capitalismo es muerte y no tiene escrúpulos para seguir matando, se hace imprescindible hacer un homenaje necesario y que nos ponga a todas y todos en sintonía con lo que significa un símbolo de lucha fundamental al que debemos cuidar y querer como a nadie.

Durante años la maquinaria mediática del poder mundial ha venido logrando convencer con cierta facilidad a los pueblos sobre las bondades del capitalismo.

Ha sido un jueves bullicioso este que anticipa lo que va a ocurrir con seguridad en los días sucesivos. Desde muy temprano los estudiantes secundarios nucleados en la ACES comenzaron a invadir las calles de las principales ciudades chilenas, ya que para el mediodía estaba anunciado un «mochilazo» en las principales plazas del país.

Hoy que recordamos el séptimo aniversario de su siembra, la figura del Comandante eterno Hugo Chávez y el ejemplo que supo darnos, refuerzan la necesidad de redoblar la solidaridad con Venezuela Bolivariana.

Coincidentemente, como suele ocurrir todas las tardes de fines de febrero y principio de este mes, grupos de estudiantes y también gente llegada desde algunos barrios, se concentraron en los alrededores de Plaza de la Dignidad, lo que de inmediato puso en marcha un violento operativo policial.

No han podido con este pueblo porfiado y valiente que durante cuatro meses no solo ha salido por miles a las plazas, sino que les ha cambiado el nombre por palabras hermosas como «Dignidad» y «Revolución».

El títere más devaluado de Washington ha encontrado una nueva fórmula para intentar recomponer un espacio de cierta visibilización mediática. Así es, parece que Juan “autoproclamado” Guaidó trata de dar imagen de hombre duro, y ha comenzado a vociferar ante sus cada vez más escasos seguidores que intentará “rescatar" la señal de Telesur “para ponerlo al servicio de la verdad”.  

En Valparaíso, la revuelta popular ha cobrado tanta fuerza como en la capital de Chile. Miles de jóvenes y no tan jóvenes se movilizan continuamente y sobre todo los viernes, para protestar contra el mal gobierno de Sebastián Piñera.