• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los representantes de las naciones caribeñas reiteraron el llamado a unirse y así enfrentar las diversas problemáticas que afectan al mundo.

Los representantes de las naciones caribeñas reiteraron el llamado a unirse y así enfrentar las diversas problemáticas que afectan al mundo. | Foto: Prensa Latina

Publicado 27 septiembre 2019

El llamado a combatir el cambio climático también fue abordado por los gobernantes caribeños durante sus intervenciones en la 74 Asamblea General de la ONU.

Durante la 74° sesión de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), los jefes de Estado y de Gobierno de varios países caribeños se pronunciaron este viernes en contra de los bloqueos impuestos por Estados Unidos (EE.UU.) contra Cuba y Venezuela.

LEA TAMBIÉN:

Vicepresidenta Rodríguez ante ONU: EE.UU. prepara desde Colombia una agresión contra Venezuela

El primer ministro de San Vicente y Las Granadinas, Ralph Gonsalves, criticó los bloqueos aplicados por EE.UU. contras las dos naciones latinoamericanas y denunció "los coordinados y sostenidos intentos de provocar un cambio de régimen impuesto externamente a la República Bolivariana de Venezuela".

"Somos testigos de un bloqueo económico ilegal (contra Venezuela), muy similar al que se ha aplicado contra Cuba, el cual año tras año hemos denunciado contundentemente como inmoral y anacrónico", afirmó Gonsalves.

De acuerdo con el primer ministro de Jamaica, Andrew Holness, reforzar los mecanismos de paz, seguridad y desarrollo debe ser la prioridad para los líderes del planeta, e instó a las naciones más desarrolladas a contribuir en la lucha contra los efectos del cambio climático.

El funcionario refirió al rol esencial que desempeña la ONU como coordinador de actividades globales, resaltando que ningún país del mundo puede apoyar mejor a sus ciudadanos que trabajando en conjunto con otras naciones, sobre la base del respeto y la honestidad.

Por su parte, la primera ministra de Barbados, Mia Mottley, destacó que el desarrollo de la ciudadanía resulta la principal clave para resolver los problemas de la región y del mundo. Además, reiteró que los sistemas sectarios llevan al fracaso de políticas gubernamentales y a guerras que amenazan con extinguir la raza humana.

“¡El momento de actuar es ahora! Nunca dentro de la historia de la humanidad, una generación ha tenido tal responsabilidad de proteger el planeta”, manifestó y mencionó otros desafíos para el Caribe como la corrupción, el flujo ilícito de armas y las enfermedades no transmisibles.

A su vez, el primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, brindó una actualización sobre las afectaciones causadas por el huracán Dorian al expresar que, aunque el número oficial de fallecidos es 56, consideran que fueron más porque 600 personas se encuentran desaparecidas.

“Miles de personas en nuestro país aún sufren y enfrentan grandes dificultades mientras luchamos por recuperarnos y reconstruir nuestras ciudades rotas y nuestros espíritus adoloridos”, dijo.

Minnis alegó que el archipiélago necesitará ayuda a largo plazo para recuperarse de la devastación provocada por Dorian, pero celebró con gratitud a quienes acudieron en rescate, incluso, cuando las condiciones seguían siendo de peligro.

El representante de San Cristóbal y Nieves, Timothy Harris, abordó su preocupación por el cambio climático, el desarrollo sostenible y la preservación la paz.

“Las naciones pequeñas se comprometen a cumplir los objetivos de desarrollo sostenible, pero a menudo no cuentan con el apoyo de los países en desarrollo. Necesitamos un enfoque más coherente de todo el sistema de las Naciones Unidas para alcanzar sostenibilidad del planeta”, acotó.

Asimismo, sostuvo que en la búsqueda de la prosperidad no se pueden descuidar las amenazas medioambientales y denunció que durante demasiado tiempo y con consecuencias de largo alcance, a los países ricos se les ha permitido emitir gases de efecto invernadero sin obstáculos.

“Sin embargo, la peor parte del cambio climático recae en las naciones en desarrollo; ahora pequeños estados como San Cristóbal y Nieves se encuentran en la primera línea de una guerra que no comenzaron y no quieren”, afirmó.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.