• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Las librerías se han visto obligadas a pasar de los espacios físicos a los espacios virtuales.

Las librerías se han visto obligadas a pasar de los espacios físicos a los espacios virtuales. | Foto: EFE

Publicado 8 noviembre 2020


Blogs



Mientras esperan la normalización de su servicio, las librerías y bibliotecas luchan por atender a los fieles lectores.

Tras 10 meses de prevalencia de la Covid-19, ocho de ellos bajo la categoría de pandemia, la humanidad sigue enfrentando retos que impone la misma, como es el caso del aislamiento, uno de los que más ha afectado la vida diaria en el mundo.

LEA TAMBIÉN

Noviembre Independiente reúne a editores autónomos en Colombia

Una de las tantas actividades que han sufrido los efectos de la pandemia es la distribución, comercialización y consumo de literatura. Librerías y bibliotecas se han visto obligadas a cerrar, incluso antes y por más tiempo que otros locales, considerados de mayor prioridad.

En ese escenario, ha sido un verdadero desafío mantener y respaldar la fidelidad de los lectores, más demandantes aún de material de lectura en situación de confinamiento. Uno de los recursos que se ha extendido, con éxito, a escala internacional, es la librería virtual.

Mediante estas herramientas, librerías y bibliotecas de la mayoría de los países han podido hacer llegar a los lectores todo tipo de literatura. Se han creado mecanismos de venta de títulos, tanto de forma digital, como impresos que son entregados a domicilio.

También se han creado espacios virtuales para consultar y obtener materiales de manera gratuita. Durante el período de confinamiento, se lanzaron iniciativas en las que editoriales de todo el mundo ofrecieron, de manera gratuita, la descarga electrónica de todos los títulos de su catálogo.

A ese esfuerzo se han sumado también las bibliotecas de instituciones educativas, que liberaron sus existencias digitales para el acceso de todos los estudiantes que continuaban las jornadas lectivas a distancia.

Incluso ferias del libro, como las de Miami, Guadalajara y Fráncfort, se realizaron o realizarán de manera virtual, con presentaciones y lanzamientos de libros online, así como opciones de ventas y de distribución gratuita.

Mientras esperan por la oportunidad de normalizar su servicio, las librerías y bibliotecas mantienen vivo el hábito de lectura, conscientes de la importancia de su labor. Y los lectores han reciprocado ese esfuerzo: diferentes países han reportado hasta un 50 por ciento de incremento en la distribución de libros vía online.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.