• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La alfombra del Paseo de la Sexta es una expresión de las tradiciones culturales y religiosas de la Semana Santa.

La alfombra del Paseo de la Sexta es una expresión de las tradiciones culturales y religiosas de la Semana Santa. | Foto: IG @vivzzster

Publicado 18 abril 2019

La alfombra de la Sexta, en la ciudad capital, evoca un ambiente de solidaridad entre sus creadores, desde niños y jóvenes hasta personas de la tercera edad.

Los guatemaltecos repitieron, este jueves, sobre el capitalino Paseo de la Sexta, la alfombra de aserrín más grande del mundo. La alfombra de la Sexta se realizó este jueves por octava ocasión y cubre desde la 18 calle de la zona 1 hasta el parque Jocotenango, en la zona 2.

LEA TAMBIÉN:
Venezolanos van al Festival de Teatro como trinchera de paz

Se trata de una expresión de las tradiciones culturales y religiosas de la Semana Santa. Desde horas de la madrugada, miles de feligreses y voluntarios se volcaron al concurrido paso peatonal para dejar listo el tapiz por donde pasaría la imagen de Jesús de Nazareno del Rescate y Virgen de Dolores.

Organizado por el Arzobispado de Guatemala, la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Guatemala, la Iglesia El Calvario y la Municipalidad, el tapete logró en 2014 entrar en el libro de Récord Guinnes con 2.137,8 metros de largo. Un año después sobrepasó esa meta, al alcanzar 2.300 metros, y desde entonces la longitud llega o supera los 2.000 metros.

La alfombra evoca un ambiente de solidaridad entre sus creadores, desde niños y jóvenes hasta personas de la tercera edad. La municipalidad proporciona el aserrín necesario para cada tramo, pero se necesita de mucha paciencia y meticulosidad para plasmar mediante moldes los motivos religiosos, sobre todo, después que el sol calienta el piso de aserrín que sirve de base.

Mientras unos marcan los diseños, otros los completan y más tarde los rocían para evitar que el calor los deteriore; así se mantienen a lo largo de la avenida para garantizar la belleza de la alfombra al paso del cortejo en Antigua. 

En estos días de descanso, el paseo hace que los habitante se olviden de la propaganda de los futuros presidentes, diputados y alcaldes, y se entregan a las propuestas culturales y gastronómicas del Centro Histórico.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.