• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Si bien un nueve por ciento de la exguerrilla FARC-EP continúa combatiendo, la mayoría está comprometida con la paz.

Si bien un nueve por ciento de la exguerrilla FARC-EP continúa combatiendo, la mayoría está comprometida con la paz. | Foto: EFE

Publicado 30 agosto 2019

El partido FARC ha criticado el incumplimiento de los Acuerdos de Paz por parte del Estado colombiano. No obstante, han ratificado su decisión de continuar por el sendero de la paz y la acción política.

Pese a la reincorporación a la lucha armada de un sector de la otrora Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), más del 90 por ciento de la exguerrilla sigue su compromiso con la paz del país.

LEA TAMBIÉN:

¿Qué se logró con los Acuerdos de Paz en Colombia?

Numerosos actores del proceso pacífico criticaron la acción de un pequeño grupo disidente de la exguerrilla, decidido a tomar las armas por la traición del gobierno de Iván Duque a los Acuerdos de Paz.

“Nadie niega que existan importantes sectores e intereses que trabajan incesantemente contra lo pactado”, dijo la dirección del ahora partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

“Los revolucionarios enfrentamos la adversidad con optimismo, valoramos altamente la palabra empeñada y no renunciamos a nuestros objetivos por duro que sea el camino”, manifestó la fuerza política tras el criticado anuncio de un sector de la exguerrilla.

El partido FARC también ha criticado el incumplimiento del acuerdo por parte del Estado colombiano. No obstante, continúan cumpliendo su parte del acuerdo, pese a las manos cruzadas de Duque.

Si bien antes de la firma de los Acuerdos de Paz en 2016 las otrora FARC ocupaban 242 de los 1.122 municipios del país, en tres años del proceso de paz los exinsurgentes desocuparon el 90 por ciento del territorio en el que se enclavaban.

Si se realiza un balance de las víctimas directas por el conflicto, a un año de la firma del acuerdo la cifra de fallecidos era de 78 personas, disminuyendo considerablemente de las 19.640 víctimas registradas en 2002.

 

Alrededor de mil combatientes disidentes del proceso de paz siguen combatiendo, cifra que equivale a un nueve por ciento de lo que eran las filas de la exguerrilla. No obstante, la inmensa mayoría se ha reincorporado a la vida civil y exigen que el gobierno de Duque cumpla con su parte.

En un comunicado reciente demandan “garantías para la vida, cese de la persecución y estigmatización contra los militantes de nuestro partido; así como también, de las comunidades de las regiones, de defensores y defensoras de derechos humanos, líderes y lideresas sociales, ambientales y populares”.

El partido FARC ha denunciado los asesinatos masivos de líderes sociales, campesinos y excombatientes en medio del proceso de paz, ante la negligencia e inacción por parte del Gobierno de Iván Duque.

“Las grandes mayorías seguimos comprometidos con lo acordado, aún con todas las dificultades o peligros que se avizoran, estamos con la paz”, afirmó el presidente del partido FARC, Rodrigo Londoño.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.