• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Instituto de Investigación Ambiental de la Amazonía afirma que de los 27 mil focos de incendio registrados en el mes de agosto, la mayoría están relacionados con la deforestación en la región.

El Instituto de Investigación Ambiental de la Amazonía afirma que de los 27 mil focos de incendio registrados en el mes de agosto, la mayoría están relacionados con la deforestación en la región. | Foto: @TomKucharz

Publicado 1 septiembre 2019

Los encuestados aceptaron que el gobierno brasileño también debe escuchar a las instancias internacionales.

Para el 75 por ciento de los brasileños la Amazonía debe continuar administrada por Brasil, aunque el 76 por ciento acepte como "legítimo" el interés internacional por la preservación de la mayor selva tropical del mundo, de acuerdo con la reconocida encuestadora Datafolha.

LEA TAMBIÉN:

Nuevos focos dificultan lucha contra el fuego en Amazonía

La encuesta, divulgada este domingo, se realizó entre el 29 y 30 de agosto tras una semana del un aumento de incendios en la Amazonía brasileña que generaron controversias diplomáticas entre el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y su par francés, Emmanuel Macron.

Según la encuesta divulgada este domingo por el diario Folha de Sao Paulo, el 51 por ciento de los brasileños determina de malo o muy malo el desempeño del presidente Bolsonaro, en la lucha contra la deforestación y quema en la Amazonía. 

La encuesta fue realizada a 2 mil 878 personas mayores de 16 años en 175 ciudades, donde se indica que un 25 por ciento piensa que el trabajo del Gobierno ha sido bueno o excelente.

En la pasada cumbre del G-7, donde se reunen las mayores economías del planeta, Macron planteó conferir a la selva tropical un "estatuto internacional" a lo que Bolsonaro calificó de intromisión a la soberanía nacional.

Sin embargo, el presidente de Brasil ha anunciado la privatización de parte de la selva, incluído territorios indígenas, para el desarrollo del agronegocio.

Desde su campaña electoral Bolsonaro expresó que el país tiene una extensa cobertura vegetal y que eso, para su concepción, era un "absurdo".

Además, Bolsonaro rechazó la ayuda de 20 millones de dólares anunciada como aporte del G-7 al combate de incendios, debido a que el presidente de Francia lo llamó "mentiroso", al incumplir su palabra de preservar la Amazonía.

No obstante, aunque 35 por ciento opinó que la Amazonía debe ser gerenciada por Brasil, los encuestados aceptaron que el gobierno brasileño también debe escuchar a las instancias internacionales.

Asimismo, un 66 por ciento de los brasileños dijo que Brasil debe aceptar el dinero de otros países para combatir la deforestación en la Amazonía.

El Instituto de Investigación Ambiental de la Amazonía afirma que de los 27 mil focos de incendio registrados en el mes de agosto, la mayoría están relacionados con la deforestación en la región.

Tal como muestras cifras del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) de Brasil, la Amazonía brasileña registró este agosto 30.901 incendios, casi el triple en comparación con el mismo periodo de 2018, el número más alto en esta época del año desde 2010.

El líder indígena brasileño Ailton Krenak afirma que el presidente Bolsonaro debe ser "condenado internacionalmente" por su ofensiva contra las reservas indígenas, que pretende abrir a la minería y la agropecuaria, con riesgo para la selva amazónica y el equilibrio del clima en el planeta.

El dirigente, de 65 años, sabe de lo que habla. Los krenak viven como "refugiados en su propio territorio" a orillas del Rio Doce, devastado en 2015 por el colapso de un dique minero en el municipio de Mariana (Minas Gerais, sudeste).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.