• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Alberto Fernández anuncia la intervención de la Agencia Federal de Inteligencia.

Alberto Fernández anuncia la intervención de la Agencia Federal de Inteligencia. | Foto: Reuters

Publicado 10 diciembre 2019





Tanto Alberto Fernández como Cristina Fernández de Kirchner juraron desempeñar sus cargos por “Dios, la patria y los Santos Evangelios”.

El presidente Alberto Fernández presentó este martes las líneas generales de su Gobierno, tras tomar posesión de su cargo, al asegurar que pondrá de nuevo de pie a la Argentina, para empezar a caminar hacia el desarrollo con justicia social.

LEA TAMBIÉN:

Conoce 5 promesas sin cumplir de Macri en Argentina

En su discurso de toma de posesión, Fernández presentó el crítico panorama de la emergencia social que atraviesa el país, tras una pésima gestión de su antecesor que profundizó la crisis social y económica. 

El nuevo presidente de la República Argentina, lanzó una serie de propuestas para sacar a la nación del marasmo en que cayó que sólo provocó la profunda división del pueblo argentino.

En su agenda de trabajo, Fernández consideró prioritario reeimpulsar la economía en crisis con programas que favorezcan el desarrollo de la industria, el crecimiento de la mediana y pequeñas empresas, pero sin dejar afuera a los sectores menos favorecidos. 

"Hoy más que nunca, es necesario poner a la Argentina de pie como condición necesaria para que vuelva a caminar. Ello supone, antes que nada, recuperar un conjunto de equilibrios sociales, económicos y productivos que hoy no tenemos. Es hora de abandonar el aturdimiento", manifestó.

"Vengo a convocar a la unidad de toda la Argentina en pos de la construcción de un nuevo contrato social”, aseguró el nuevo presidente de la Nación, en su primer discurso al frente de la Presidencia.

"Convoco a la unidad de toda la Argentina y a crear un nuevo contrato social...vengo a convocar a pone a Argentina de pie, para que empiece a caminar con justicia social, condición necesario a para poder avanzar", indicó.

“Hemos aprendido que las debilidades e insuficiencias de las democracias sólo se resuelven con más democracia”, agregó. “Vengo a invitarlos a construir esa sociedad democrática que aún nos debemos”, dijo.

Deuda externa

En su discurso de investidura, Fernández aseguró que su Gobierno tiene la "voluntad" de pagar la "insostenible" deuda pública que deja la gestión de su antecesor, Mauricio Macri, pero afirmó que "carece de capacidad de hacerlo".

"No hay pagos de deuda que se puedan sostener si el país no crece. Tan simple como esto. Para poder pagar hay que crecer primero", sentenció ante las autoridades del Estado y mandatarios extranjeros que asistieron a la ceremonia de su asunción en el Congreso, en Buenos Aires.

Fernández aseguró que buscará una "relación constructiva y cooperativa" con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que en 2018 aprobó para Argentina un préstamo de 56.300 millones de dólares, y el resto de acreedores, y lamentó que recibe un país "frágil" y "postrado".

Perspectiva social contra el hambre

En el aspecto social, Fernández indicó: "Necesitamos que toda la Argentina Unida le ponga un freno a esta catástrofe social. Uno de cada dos niñas y niños es pobre en nuestro país. Sin pan no hay presente ni futuro. Sin pan la vida solo se padece. Sin pan no hay democracia ni libertad".

Entre sus primeras medidas está presentar en la reunión oficial de nuestro Gobierno el Plan Integral Argentina Contra el Hambre.

"Allí todo nuestro gabinete y las personalidades de la sociedad civil que generosamente se han sumado a nuestro llamado, comenzaremos la acción que ponga fin a este presente penoso", remató.

"Queremos un Estado presente, constructor de justicia social, que le dé aire a las economías familiares: por eso vamos a implementar un sistema masivo de créditos no bancarios que brinde préstamos a tasas bajas. 
La economía popular y sus movimientos organizados, el cooperativismo y la agricultura familiar serán también actores centrales de estas políticas públicas", acotó.

Lucha para recuperar el empleo

"La cultura del trabajo se garantiza creando trabajos formales con todos los beneficios de la seguridad social. Por eso pondremos en marcha acciones que faciliten que todos los titulares del salario social complementario puedan insertarse en el mundo laboral y cobrar por su trabajo", apuntó.

"Hoy el desempleo afecta a casi un 30 por ciento de los jóvenes y, aún en tasas más altas, a las mujeres jóvenes. Hay más de 1.200.000 jóvenes que no estudian ni trabajan", expuso. 

Fernández sostuvo: "Debemos garantizar el derecho al primer empleo, a través de becas solventadas por el Estado para que jóvenes se capaciten y trabajen en empresas, PyMEs, organizaciones sociales y de la economía popular y la agricultura familiar.  

"La idea de un Nuevo Contrato de Ciudadanía Social supone unir voluntades y articular al Estado con las fuerzas políticas, los sectores productivos, las confederaciones de trabajadores, los movimientos sociales, que incluyen al feminismo, a la juventud, al ambientalismo. Vamos a sumar en ello, también al entramado científico-tecnológico y a los sectores académicos", explicó.

Recuperación de la actividad empresarial

Convocaremos "a los trabajadores, a los empresarios y las diversas expresiones sociales, para la puesta en marcha de un conjunto de Acuerdos Básicos de Solidaridad en la Emergencia, que constituyan el cimiento sólido a partir del cual se vuelvan a encender los motores de nuestra economía", adelantó el nuevo presidente argentino.

Sostuvo que "estaremos planteando en esta convocatoria una serie de medidas para restablecer los indispensables equilibrios macro-económicos, sociales y productivos para que la Argentina se encienda y pueda volver a caminar". 

"Sabemos que estaremos transitando un sendero estrecho, complejo, desafiante, donde no hay lugar ni para los dogmas mágicos ni para las pujas sectarias", remató.En su presentació como nuevo mandatario. 

Catastrófe argentina en cifras

Fernández presentó las siguientes cifras de la debacle argentina: "La inflación que tenemos actualmente es la más alta de los último 28 años. Desde 1991 la Argentina no tenía una inflación superior al 50 por ciento".
La tasa de desocupación es la más alta desde 2006. El valor del dólar pasó de nueve pesos a 63 en solo cuatro años".

"La Argentina no para de achicar su economía. El PBI de 2019 es el más bajo de la última década", añadió.

"La pobreza actual está en los valores más altos desde 2008. Retrocedimos más de diez años en la lucha por reducir la pobreza.El PBI per cápita es el más bajo desde el año 2009. La deuda externa en relación al PBI está en su peor momento desde el año 2004", agregó

"La indigencia actual está en los valores más altos desde 2008. El nivel de producción industrial hoy es equivalente al del año 2006: retrocedimos 13 años. El empleo industrial registrado tiene el nivel de 2009.
La cantidad de empresas es equivalente al nivel registrado en 2007: retrocedimos 12 años".

"Se cerraron 20 mil empresas en 4 años. De ellas, 4.229 eran empresas industriales. El PBI industrial cayó un 12.9 por ciento comparando el primer semestre de 2019 contra el mismo período de 2015", expuso.{

"23 de las 24 ramas de la industria bajaron su nivel de actividad en 2018 respecto de 2015. En estos 4 años se perdieron en la industria más de 141 mil empleos registrados del sector privado.En términos interanuales, el empleo industrial registrado lleva 42 meses consecutivos de destrucción". 
Fernández puso énfasis en que "detrás de estos terroríficos números, hay seres humanos con expectativas diezmadas".

"Tenemos que decirlo con todas las letras: la economía y el tejido social hoy están en estado de extrema fragilidad, como producto de esta aventura que propició la fuga de capitales, destruyó la industria y abrumó a las familias argentinas", puntualizó.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.