• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Diversos sectores populares de Colombia ratificaron su participación en la jornada de paro nacional, donde expresan su rechazo a las políticas neoliberales promovidas por el Gobierno de Iván Duque.

Diversos sectores populares de Colombia ratificaron su participación en la jornada de paro nacional, donde expresan su rechazo a las políticas neoliberales promovidas por el Gobierno de Iván Duque. | Foto: El Tiempo (referencial)

Publicado 21 noviembre 2019





Las Naciones Unidas reiteraron que la protesta pacífica es un derecho humano cuyo ejercicio fortalece la democracia, por lo que manifestó su inquietud ante los mensajes violentos difundidos por las redes sociales.

La Oficina en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos reconoció este miércoles su preocupación con relación a la promoción de la violencia en el marco del paro nacional que se desarrollará en el país este 21 de noviembre.

LEA TAMBIÉN:

Duque afirma mantener el orden con Fuerza Pública en paro nacional

Mediante un comunicado, el organismo reiteró que la protesta pacífica es un derecho humano cuyo ejercicio fortalece la democracia, por lo que manifestó su inquietud ante los mensajes difundidos por las redes sociales y diferentes medios de comunicación que "estigmatizan la protesta social", así como otras que "llaman al uso de la violencia durante las movilizaciones". 

Ante esta situación, las Naciones Unidas hicieron un llamado a las personas que van a participar de las marchas, para que participen de “manera responsable, de acuerdo con los derechos a la reunión pacífica, a la libertad de expresión y a la libertad de asociación”, y anunció un seguimiento a los casos que han sido denunciados. 

“En algunos casos se han hecho públicos videos que indican que estarían conformándose grupos de ciudadanos que amenazan con ejercer violencia para proteger sus bienes. Hasta el momento la Oficina desconoce si existen investigaciones por estos hechos y si hay avance en las mismas”, sostuvo la organización.

Otra de las preocupaciones tiene que ver con el aumento de la presencia de miembros del Ejército Nacional en las calles de algunas ciudades de Colombia en los días previos a la manifestación, por lo que recordó que, de acuerdo con las normas y estándares internacionales, la atención a situaciones que podrían derivar de protestas o manifestaciones públicas son responsabilidad de los cuerpos policiales. 

“La Oficina recuerda que los Estados deben limitar y condicionar al máximo el uso de las fuerzas militares para el control de disturbios internos, puesto que el entrenamiento, equipamiento, y perspectivas propias de la naturaleza militar no son adecuadas para garantizar la protección y control de civiles, entrenamiento que es propio de los entes policiales”, señaló la Oficina.

También mostró preocupación por la expedición, por parte del Gobierno Nacional, de varios decretos, circulares e instructivos que contemplan la posibilidad que los alcaldes y gobernadores pongan en marcha medidas como la declaración de toques de queda, y el apoyo militar para el control del orden público en el marco de las jornada de este jueves. 

Diversos sectores populares de Colombia ratificaron su participación en la jornada de paro nacional, donde expresan su rechazo a las políticas neoliberales impulsadas por el Gobierno de Iván Duque, y exigen el respeto a la vida y garantías de participación política.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.