• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El mandatario apuntó que la responsabilidad recae en el Estado que “no se ha dedicado a cuidar a los más pobres”.

El mandatario apuntó que la responsabilidad recae en el Estado que “no se ha dedicado a cuidar a los más pobres”. | Foto: Prensa Presidencial

Publicado 11 diciembre 2023 (Hace 17 horas 56 minutos)



Blogs


Mil millones de reales (204 millones de dólares) se destinarán en políticas públicas para la población sin hogar.

El Gobierno del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, presentó este lunes un programa de apoyo para la población en situación de calle, como parte del cual se decretó la regulación de la denominada Ley Padre Júlio Lancellotti, que prohíbe las construcciones hostiles en espacios libres de uso público.

LEA TAMBIÉN:

Brasil saluda ingreso pleno de Bolivia al bloque del Mercosur

En la sede del Ejecutivo, el mandatario presentó el plan que destina mil millones de reales (204 millones de dólares) para políticas públicas para la población sin hogar, entretanto, denunció que la responsabilidad de esta situación recae en el Estado que, subrayó, “no se ha dedicado a cuidar a los más pobres”.

"Por este palacio ya pasaron príncipes, reinas, presidentes y empresarios, pero pocas veces fue abierto para que participe la gente más sufrida", afirmó Lula en el acto donde recibió a decenas de personas que viven en la calle.

En este sentido, el programa busca la cooperación entre gobiernos regionales y municipales, universidades, así como movimientos de la sociedad civil en aras de darle atención a las personas sin techo.

A partir de ello, se dará una mayor facilidad al acceso de este sector a los planes de residencias populares, lo cual será antecedido por una ampliación de los abrigos municipales.

A su vez, con la decretación de la Ley Padre Júlio Lancellotti se implementó la prohibición de las construcciones realizadas para sacar a personas sin hogar de espacios abiertos de uso público.

La norma lleva el nombre del padre Júlio Lancelloti, quien en el municipio de São Paulo trabaja en favor de los más de 60,000 personas sin hogar y ha denunciado en reiteradas ocasiones la arquitectura hostil. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.