• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Francisco deploró el debilitamiento de tratados mundiales sobre el control de armas nucleares y de otro tipo.

Francisco deploró el debilitamiento de tratados mundiales sobre el control de armas nucleares y de otro tipo. | Foto: Reuters

Publicado 24 noviembre 2019


Blogs



Al pronunciar un discurso en el Parque de la Paz en la ciudad japonesa de Nagasaki, Francisco consideró que su mera existencia impide frenar las actuales amenazas a la seguridad.

El Papa Francisco llamó a las potencias mundiales abolir las armas nucleares al realizar este domingo una visita a la ciudad japonesa de Nagasaki, que junto a Hiroshima, han sido las únicas dos localidades golpeadas por bombas atómicas.

LEA TAMBIÉN:

Papa Francisco recuerda a víctimas de guerras 

Al pronunciar un discurso en el Parque de la Paz en la ciudad japonesa de Nagasaki, consideró que su mera existencia impide frenar las actuales amenazas a la seguridad, además poseerlas es perverso e inmoral y su uso, un crimen contra la humanidad.

Francisco deploró el debilitamiento de tratados mundiales sobre el control de artefactos bélicos de ese y otro tipo, al indicar que la acumulación de estos armamentos fragiliza la paz, constituye un gasto de capital y pone en riesgo a la humanidad.

"Con el convencimiento de que un mundo sin armas nucleares es posible y necesario, pido a los líderes políticos que no se olviden de que las mismas no nos defienden de las amenazas a la seguridad nacional e internacional de nuestro tiempo", dijo el pontífice.

Asimismo el Papa, quien concluye su visita a Japón el próximo día 26, pidió a los mandatarios a considerar el "impacto catastrófico" de las armas nucleares sobre la humanidad.

El pontífice, quien también realizó una estancia en Hiroshima, en el marco de su gira apostólica por países asiáticos, indicó que vivir en el mundo en paz, libre de armas nucleares es el sueño de millones de hombres y mujeres en todo el mundo.

En Nagasaki, localidad de la isla Kyushu, en la que murieron al menos 74.000 personas, tras el lanzamiento de la bomba atómica por Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, Francisco rechazó la doctrina según la cual poseer un arma nuclear para disuadir ataques es un medio para garantizar la paz.

Francisco, quien primero viajó a Tailandia, se reunirá este lunes con sobrevivientes y familiares de las víctimas de un terremoto de magnitud 9 y un tsunami en el noreste de Japón, que mató a unas 18.500 personas el 11 de marzo de 2011.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.