¿Cómo ha sido la relación entre Argentina y el FMI? | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Tras el ascenso de Mauricio Macri al poder, se retomaron las conversaciones y los acuerdos con el FMI.

Tras el ascenso de Mauricio Macri al poder, se retomaron las conversaciones y los acuerdos con el FMI. | Foto: Ámbito - El Destape

Publicado 8 septiembre 2018

La relación entre Argentina y el FMI ha estado caracterizada por numerosos altibajos desde que inició el vínculo en 1956.

El presidente argentino, Mauricio Macri, decidió establecer un nuevo acuerdo económico con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para buscar resolver la crisis en la que se encuentra inmersa la nación suramericana.

La relación entre Argentina y el organismo internacional ha sido complicada, y ha estado caracterizada por numerosos altibajos desde que inició el vínculo hace más de medio siglo.

Históricamente, los acuerdos con el FMI abarcan despidos de funcionarios y recortes en gastos sociales, así como el aumento en las tarifas.

Inicia relación Argentina-FMI

El vínculo entre la nación suramericana y el FMI se remonta a 1956, cuando el Gobierno de Pedro Eugenio Aramburu decidió incorporar el país al organismo a través de un pedido de asistencia financiera.

En ese entonces se desnacionalizaron los depósitos bancarios y se anuló la reforma constitucional de 1949. La denominada "Revolución Libertadora" dejó mil cien millones de dólares de deuda externa, que aumentaron tras el paso del expresidente Arturo Frondizi a mil 800 millones en 1962, y en cos mil 100 millones tras concluir el Gobierno de facto de José María Guido.

>> Argentina: Imputan a Mauricio Macri por acuerdo con FMI

En el marco de la última dictadura cívico-militar (1976-1983), el FMI aportó varios desembolsos, lo que multiplicó la deuda en seis años, y pasó a situarse de 7 mil millones en 1976, a 42 mil millones para 1982.

En 1991, el FMI aprobó la convertibilidad -el plan económico diseñado por el Gobierno de Carlos Menem y su ministro de Economía, Domingo Cavallo- para acabar con la hiperinflación. El peso se ancló al dólar, lo que se acompañó de un agresivo plan de privatizaciones y el empequeñecimiento del Estado.

A fines de 1995, se estimó que la deuda del Estado ascendía a 87 mil 91 millones de dólares, y para cuando Cavallo fue reemplazado por Roque Fernández, en julio de 1996, ascendía a 90 mil 472 millones. 

Llegada de De la Rúa y default

Con la llegada de Fernando De la Rúa al poder, a fines de 1999, y la salida del modelo de convertibilidad, se veía a la nación en un marco de gran deuda pública y elevado déficit.

Durante la Alianza prácticamente todas las decisiones económicas eran consultadas al FMI, que nuevamente habilitó millonarios créditos para paliar el desajuste: el blindaje y el megacanje. 

El blindaje implicó desembolsos por 40 mil millones de dólares, mientras que el megacanje fueron de hasta 8 mil millones de dólares, a cambio de la Ley de Déficit Cero y otros condicionamientos domésticos. La historia terminó con el default de 144 mil millones de dólares y la peor crisis institucional de la historia de Argentina

Se acaban los préstamos con Kirchner

El último entendimiento con el FMI se registró el 17 de enero de 2003, reflejado en un acuerdo financiero stand by durante la presidencia de Eduardo Duhalde, mientras era ministro de Economía Roberto Lavagna, y la negociación estuvo a cargo del entonces presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Alfonso Prat Gay con Köhler.

Se firmaron los últimos créditos stand by por 2 mil 174 y 8 mil 900 millones de dólares.

El 3 de enero, el presidente Néstor Kirchner, canceló en un solo pago la deuda con el FMI por más de 9 mil 800 millones de dólares, lo que permitió un ahorro de 842 millones de dólares en intereses. El organismo levantó su oficina permanente en Argentina y el país no tuvo ningún otro préstamo, aparte de que le prohibieron a los técnicos del FMI revisar las cuentas del país.

Macri llega a la Casa Rosada

Con la llegada de Mauricio Macri al poder, se retoman las revisiones anuales del FMI, que estaban suspendidas desde 2006. En 2018, la directora del Fondo, Christine Lagarde, visitó el país y aseguró que "los dos primeros años del Gobierno han sido asombrosos".

Dos meses después de su paso por la nación suramericana, la corrida cambiaria y la inestabilidad internacional obligaron al Gobierno a volver a pedir ayuda del organismo.

Tras dos años y medio de gestión de Cambiemos, el partido de Macri, las consultoras privadas estiman que el total de la deuda bruta alcanzó los 342 mil millones de dólares.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.