Cambio de paradigma en Turquía sobre quien es su principal enemigo | Blog | teleSUR
26 abril 2019
Cambio de paradigma en Turquía sobre quien es su principal enemigo

Se llama Yanus Soner y es dirigente del Partido del Progreso de Turquía. Se define como un militante de izquierda y antiimperialista. Hablamos con Soner en el marco del Seminario Internacional del PT, donde expuso sobre lo que él considera un cambio de paradigma de las relaciones exteriores de Turquía al abandonar sus relaciones con EE.UU. y acercarse a Rusia, lo que genera fricciones con Washington.

Cambio de paradigma en Turquía sobre quien es su principal enemigo

-En una reciente charla, has dicho que para el gobierno turco la principal amenaza no es, como hasta hace poco tiempo, la que podría ejercer Rusia sino la que proviene de los Estados Unidos. ¿De dónde se deduce esto, cuál es la información?

-Esto se deduce del proyecto de los Estados Unidos, que se llama del Gran Medio Oriente, que incluía la división de tres países, Irak, Siria y Turquía en entidades federales primero, y crear dentro de estos estados federales un supuesto Kurdistán, que no sería Kurdistán. En Irak lo hicieron por ocupación y redactaron una Constitución que incluía esa autonomía, en Siria lo están intentando al apoyar los llamados grupos kurdos, digo los llamados porque son pagados, entrenados, dirigidos, por los soldados norteamericanos, asi que no veo mucho kurdo ahí. Al tercer plan lo querían hacer en Turquía, para esto también movilizaron fuerzas que tenían dentro del Estado. Turquía es miembro de la OTAN desde hace más de 60 años asi que fuerzas proamericanistas están muy metidas dentro del Estado, dentro del gobierno incluso.
En 2015 Turquía empezó a luchar contra los grupos armados que eran apoyados por EE.UU, los norteamericanos se opusieron a Turquía y empezaron a movilizar toda su fuerza fuera y dentro del Estado turco. Desde entonces, el gobierno sabe que ahora la amenaza son los Estados Unidos, quienes también organizaron en 2016 un golpe de Estado que fracasó porque el ejército turco no participó. No fracasó por la resistencia de la población, muy valerosa y valiente, sino que lo decisivo en ese momento fue el ejército turco con su mando y con su cuerpo de mayoría que no participó, sino que se puso en contra, por eso fracasó. Pero, eso esclareció a la población y al gobierno que la amenaza viene de los Estados Unidos y no de Rusia porque en ese golpe de Estado, por ejemplo, Rusia estaba del lado de Turquía.

-¿La compra por parte de Turquía de los sistemas antiaéreos S-400 de fabricación rusa influyó en este tema?

-Es una consecuencia de esa reorientación, que cuesta, es un proceso, porque como he dicho Turquía ha sido siempre miembro de la OTAN, participó en muchas operaciones y sigue participando. Dentro de Turquía hay un sector fuerte pro-estadounidense sin duda, Turquía tiene una dependencia muy fuerte de deuda exterior, del capital exterior de dólares. Entonces, es un proceso difícil que a veces tiene momentos contradictorios. Pero, a lo largo y visto en general, la compra del sistema S-400 es un paso más, como la construcción de un centro nuclear en colaboración con Rusia, como la cooperación parcial en Siria, y el acercamiento fuerte a Irán. Es un proceso que a veces tiene contradicciones, pero que lleva a que Turquía reconoce que es un país euroasiático, que no es un país parte del Atlántico.

-Le quiero preguntar sobre el tema del gasoducto ruso. Son dos proyectos y hay uno alternativo que presenta Estados Unidos con Israel.

-Creo que es más Israel con Estados Unidos que al revés, es más israelita el proyecto. Son dos proyectos en competencia. Uno, conectar el gas de Rusia con Europa sin interferencia de países pro EE.UU., como Polonia, Ucrania, y otros, a través del mar o a través de Turquía, también eso enseña la confianza de Rusia a Turquía. El segundo proyecto en competencia es sacar el gas en el mar que está fuera de Israel y llevarlo a Europa. Este proyecto no es tan económico, pero hay un interés político atrás, que viene con una amenaza militar fuerte porque los Estados Unidos para llevar este gas tienen que pasar por una zona exclusiva económica de Turquía. Entonces tiene que amenazar a Turquía para que le de paso, para esto construyeron una coalición militar entre Israel, Chipre y Grecia. Grecia muy mal, no tiene que ver nada ahí, porque al mismo momento que entra a esa coalición el gobierno griego está comprando gas de los Estados Unidos, ya vienen los barcos de gas de Texas, en vez de participar en el eje euroasiático que ya está pasando por delante de Grecia. Pero es un proyecto israelita y viene con mucho militar, mucha maniobra, mucha amenaza, y es un proceso muy peligroso. También, este proyecto incluye la militarización del Mar Negro porque los Estados Unidos ven ese acercamiento, esa alianza, entre Turquía y Rusia y van a hacer lo que puedan para romperla, y en el Mar Negro es el lugar donde pueden hacer provocaciones.

-En ese marco, ¿cree que Turquía terminará yéndose de la OTAN?

-No creo, porque la amenaza de los Estados Unidos es una amenaza vacía. Los Estados Unidos sin OTAN serían mucho más débil, ellos son los que necesitan mantener los miembros actuales.

-Aunque tengan esas contradicciones…

-Si, hay contradicciones, por eso hay amenazas y negociaciones, pero no creo que la amenaza de echar a Turquía de la OTAN sea real. Desde nuestro punto de vista si nos echan no hay problema porque nosotros ya defendemos salir de ahí, porque la OTAN es la amenaza y siempre lo ha sido.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección




Perfil del Bloguero
Periodista argentino en medios de prensa escrita y digital, radio y TV. Escritor de varios libros de temas de política internacional. Director del periódico Resumen Latinoamericano. Coordinador de Cátedras Bolivarianas, ámbito de reflexión y debate sobre América Latina y el Tercer Mundo.
Más artículos de este bloguero




Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.