Argentina: Macri en el centro de todas las protestas

Numerosos cortes de rutas, de calles, de puentes. Gritos de bronca por un año devastador, el que pasó, y por este que recién empieza donde a los más humildes se los desprecia y se los empuja cada vez más a la exclusión. Este martes, cuando el termómetro marcaba casi 40 grados de calor, el Gran Buenos Aires y los accesos a la Capital se convirtieron en un hervidero donde se mezclaron el olor y el humo de los neumáticos quemados con las banderas y pancartas exigiendo al Gobierno que pare la mano y cumpla con la ley de Emergencia Social recientemente aprobada.

Argentina: Macri en el centro de todas las protestas

La Mesa Gremial 19 y 20 de diciembre de la CTEP (Central de Trabajadores de la Economía Popular) salió con todo a demostrarle a Mauricio Macri que los más golpeados por la ofensiva neoliberal no están dispuestos a quedarse con los brazos cruzados. Se produjeron cortes en San Martín, Avellaneda, La Matanza (frente al Mercado Central), Pipinas (en la ruta 36), José C.Paz, en La Boca y el Puente Avellaneda. Además, militantes de Barrio de Pie paralizaron el tránsito vehicular en el Puente Pueyrredón, y de esta manera, al estar bloqueados los dos puntos más importantes de acceso a la Capital por Zona Sur, la protesta logró ser visibilizada, incluso por aquellos funcionarios que suelen mirar a un costado ante los reclamos de los trabajadores. Por su parte también hubo movilizaciones en La Matanza, del Movimiento Popular La Dignidad, que integra la CTEP, recordando a uno de sus militantes (Darío "Iki" Julián) recientemente fallecido luego de haber sido baleado en una protesta.

En la provincia del Chaco, integrantes de la CTEP se movilizaron y cortaron rutas en esa provincia donde el hambre y la desesperación se hace sentir.

Frente al Mercado Central, en La Matanza, donde diariamente se concentran toneladas de alimentos a los que la gran mayoría de los habitantes de barrios humildes luego no pueden adquirir por el alto precio de carnes y verduras, el escenario era una radiografía de la Argentina de hoy, gobernada por la derecha. Jóvenes con sus rostros tapados, barricadas de fuego, consignas de “Macri basura, vos sos la dictadura”, y muchos vecinos asintiendo y haciendo la V de la victoria.

En San Martín, confluyeron vecinos y comerciantes de la zona frente al GECAL (Gerencia de Empleo y Capacitación Social) que depende del Ministerio de Trabajo, donde se manejan los planes “construir empleo”, totalmente devaluados por el actual gobierno.

Frente a la Municipalidad de Avellaneda, la concentración de numerosos militantes y vecinos lograron forzar que las autoridades los recibieran a efectos de entregarles un petitorio con sus demandas.

En La Boca, pudieron verse numerosos vehículos buscando caminos alternativos para sortear los dos cortes, el del Puente Pueyrredón, en Avellaneda y el Puente Avellaneda, cortado a cal y canto por varias organizaciones sociales. A diferencia de otras veces, donde algunos choferes se ponen nerviosos e insultan a los piqueteros, en esta ocasión, desde varios camiones se escucharon maldiciones a Macri y a su política económica, mientras automovilistas hacían sonar sus bocinas aprobando la protesta.

Indudablemente, la paciencia de una buena parte del pueblo ha comenzado a agotarse. Por un lado están los despidos, que continúan diariamente. Esta semana se conoció la suspensión de 600 obreros de la fábrica de automotores Volkswagen, en Tigre, que se suma a los 380 despedidos de la gráfica AGR y el grave conflicto en los laboratorios Roux Ocefa, ocupado por sus trabajadores por falta de pago de siete meses de salarios. Por otro lado, se viene un nuevo tarifazo, con aumentos siderales del gas, la luz y el agua. Decenas de pequeñas empresas están obligadas a bajar las persianas y hasta clubes de barrio ya no pueden seguir con sus actividades por verse impedidos a afrontar el aumento producido en el consumo de energía eléctrica.

Para colmo, ya faltan pocos días para marzo, en que comienzan las clases y al margen de que los docentes ya anuncian paros por insatisfacción de sus reclamos salariales, las familias de pocos recursos no podrán afrontar aumentos en el rubro escolar de más de 200 por ciento.

Es en función de este panorama y de reclamar la implementación de la ley de emergencia social y que cese la persecusión a los trabajadores de la economía popular, como ocurriera recientemente con los integrantes de la Cooperativa Coopechas, es que la Mesa Gremial 19 y 20 comenzó a calentar motores de cara a la gran movilización que prepara el triunvirato de la CGT junto a la CTEP para el próximo 7 de marzo. Y que coronarán el 8 de ese mes con el Paro Nacional y mundial de Mujeres.

“Esto que se pudo ver hoy en las calles indica la predisposición de nuestro pueblo a movilizarse y a resistir el embate que el mal gobierno de Mauricio Macri intenta implementar en Argentina”, señala Lito Borello, uno de los referentes de la Mesa 19 y 20.

Este mismo vocero agregó que “ya estamos hablando, en las calles, de un proceso de vertebramiento, de reorganización de los sectores populares, que va indicando la predisposición y dignidad que tiene este pueblo para resistir este golpe neoconservador del macrismo”.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitadas en esta sección


Perfil del Bloguero
Periodista argentino en medios de prensa escrita y digital, radio y TV. Escritor de varios libros de temas de política internacional. Director del periódico Resumen Latinoamericano. Coordinador de Cátedras Bolivarianas, ámbito de reflexión y debate sobre América Latina y el Tercer Mundo.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.