Mostrar:
Autores:
Buscar:

Rubén Montedónico
Rubén Montedónico

Periodista uruguayo que en Montevideo trabajó en CX 8 - Radio Sarandí (1972-76). En el exilio (1976-19859 escribió en El Día, México; El Nuevo Diario de Nicaragua y Agencia Nueva Nicaragua (1983-90). Asimismo, en México lo ha hecho en Novedades, La Jornada y Aldea Global de México (1998-2014). En la actualidad, escribe regularmente en Uruguay para el Semanario Voces.

20 Notas publicadas

Notas recientes
Los bandos en pugna en el conflicto de parte de la península ibérica parecen querer dar lugar a un tiempo donde los rivales ocupan posiciones desde donde expresan sus propuestas. Sin variaciones en el discurso, unos y otros han delimitado los campos y ante las pretensiones de independentismo de amplios sectores catalanes -tenidas como legítimas políticamente aunque jurídicamente equivocadas- se les han opuesto con virulencia las autoridades centrales -tanto el rey, aliándose al gobierno para, esencialmente, defender su herencia monárquica- como Rajoy, encarnación de una fracción dominante de la burguesía y dirigente de un partido investigado por sus históricas actividades corruptas.

La primera fecha electoral de medio año en Argentina se cumplió el 13 de agosto con las PASO (Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias), dejando un incierto panorama político sobre el gobierno, con 20 meses de vigencia, prioritariamente, y, además, como forma de evaluación a qué se refieren cuando hablan de peronismo y de su modalidad predominante recientemente, el kirchnerismo. La segunda fecha importante será la del 22 de octubre en que se votará la renovación de un tercio del Senado y de 127 de los 257 diputados. 

Televisoras y periódicos han sido la plataforma de la información, la cultura y el entretenimiento, para implantar sus ideas en función de intereses y “valores” de minorías oligárquicas.
Al observar las encuestas, la tradición y la realidad, los candidatos de los dos partidos de la derecha, Demócrata y Republicano, son sobre los que se centra la disputa electoral.
Esa comprensión del momento sudamericano, extiende la mirada más allá de circunstancias e instituciones de Brasil: los cambios hace rato que empezaron y van dirigidos a acabar con cualquier aliento integracionista efectivo -con el Mercosur como algunos aspiraron alguna vez-, para continuar despejando el camino, prosegu
Tquía de ayer y de hoy no es más que una satrapía que se bambolea en la esquina de un mundo desarrollado pero inestable que sigue teniendo en él y en su régimen a un indeseable.

De acuerdo con los resultados de las elecciones españolas se obtienen una primera conclusión y, en consecuencia, se sostiene un supuesto inicial: las encuestas -una vez más- fallaron y, con ellas, nuestras predicciones, por lo que lo más seguro es que se integre un gobierno del Partido Popular (PP) -es decir, conducido por la derecha- con Mariano Rajoy como jefe.

La imposibilidad política de los partidos españoles para acordar un gobierno según la resultante de los comicios del 20 de diciembre de 2015, obligó -el 3 de mayo pasado- al rey a firmar el decreto de disolución de las cortes y, de acuerdo con el numeral 5 del artículo 99 de su Constitución, convocar elecciones el próximo domingo.
"Las derechas vernáculas en connivencia con las agencias del gobierno de los EE.UU., han emprendido una agresiva campaña para generar una visión negativa en el público, acerca de las acciones que vienen desarrollando los gobiernos progresistas y/o de  izquierda".
De acuerdo con el rumbo que toman las cosas, no es difícil predecir que el futuro cercano llegará con mayor violencia de minorías sobre mayorías, de ricos sobre pobres; persistirá y se ampliará la corrupción, enemiga de lo que tanto se intenta –cacareando- preservar: el estado de derecho.