Mostrar:
Autores:
Buscar:

Ángel Guerra
Ángel Guerra

Latinoamericanista y analista internacional, articulista del diario mexicano La Jornada. Invitado frecuente en teleSUR. Fue director del diario Juventud Rebelde (1968-71), de la revista Bohemia (1971-1980) y de otras publicaciones cubanas de circulación nacional

166 Notas publicadas

Notas recientes

La VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños(Celac), celebrada en México, ha constituido un indudable éxito del presidente Andrés Manuel López Obrador y de la diplomacia mexicana. Y es que solo un gobierno prestigioso y respetado por su gran apoyo popular, su independencia en política exterior y el espíritu de concordia con que trata los conflictos, como el actual de México, gozaba del liderazgo necesario para asumir la presidencia pro tempore de la organización de 32 miembros y relanzarla hacia su pleno funcionamiento en una región con líderes tan heterogéneos ideológicamente. La deferente y amistosa recepción al presidente cubano Miguel Díaz-Canel para hablar como invitado de honor en el acto central por la independencia de México  y los magníficos discursos pronunciados por él y su anfitrión López Obrador, así como la sorpresiva llegada del mandatario venezolano Nicolás Maduro crearon un ambiente muy auspicioso para el inicio de la cumbre.  Ellos tres, contribuyeron mucho, además, a darle sustancia popular y rumbo, junto a sus homólogos Luis Arce(Bolivia), Pedro Castillo (Perú) y los primeros ministros de San Vicente y las Granadinas y Dominica, Ralph Gonsalves y Roosevelt Skerrit.

Cuba se convirtió esta semana en el primer país del mundo en acometer una masiva campaña de vacunación contra la Covid-19 en niños de 2 a 11 años.

La Revolución Cubana ha salido fortalecida una vez más de otra feroz embestida de Estados Unidos (EU), que buscaba provocar un estallido social y el derrocamiento por la fuerza del proyecto revolucionario.

Desarrollar vacunas propias contra la Covid 19 era una necesidad imperiosa para Cuba, un tema de soberanía y seguridad nacional.

En América Latina y el Caribe se presentan o vislumbran nuevos desarrollos que deben impactar positivamente en la consolidación de lo que ha dado en llamarse segunda ola progresista.

El discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador en el Castillo de Chapultepec es un documento de gran trascendencia histórica para el debate sobre el futuro de América Latina y el Caribe. Región que -subrayó- debe “mantener vivo el sueño de Bolívar” y “recrear su proyecto de unidad entre los pueblos de América Latina y el Caribe”. Refuerza el mensaje el escenario del venerable castillo y el que sea pronunciado ante los delegados a la Reunión de Cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.Con este pronunciamiento de su líder, la Cuarta Transformación, ya un hecho de enorme calado político, social y cultural en la reafirmación de la justicia social, el adecentamiento de la función pública y la consolidación de la soberanía nacional como banderas irrenunciables, se inscribe expresamente en la corriente de los grandes movimientos políticos latinoamericanos, cuyas fronteras, más allá de las nacionales, son las de la Patria Grande. El discurso marca, además, por su contenido, un punto de giro en el panorama actual de las relaciones de América Latina con Estados Unidos pues, a la fuerza intrínseca que siempre ha tenido la voz de México en el escenario regional y mundial, añade la considerable fuerza moral y autoridad internacional de su actual presidente.

La llegada a la Presidencia de Perú de Pedro Castillo es una gran victoria política de las fuerzas de izquierda, populares y progresistas agrupadas en torno a su candidatura.

El día de las protestas y actos vandálicos en Cuba el presidente Miguel Díaz-Canel denunció el deseo del gobierno de Estados Unidos(EU) de provocar un estallido social masivo en la isla.

El capitalismo experimenta una crisis sistémica y multidimensional y el imperialismo es la principal amenaza para la humanidad, expresa el Manifiesto Bicentenario de la Batalla de Carabobo.

Es conocida la afición de los gobernantes de Estados Unidos(EU) por el uso de la mentira para justificar sus acciones en el mundo, constitutivas.