• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Por el ejemplo que representa Víctor Jara para la sociedad civil chilena, se le ha dado su nombre a una calle de la capital, Santiago.

Por el ejemplo que representa Víctor Jara para la sociedad civil chilena, se le ha dado su nombre a una calle de la capital, Santiago. | Foto: Twitter @FundVictoJara

Publicado 17 septiembre 2021



Blogs


El cantautor chileno es considerado un símbolo de los detenidos, desaparecidos y asesinados en la dictadura de Pinochet.

Víctor Jara fue un músico, cantautor, profesor y director de teatro chileno, fue miembro del Partido Comunista, es considerado un símbolo de la canción de protesta en su país y en América Latina y el Caribe, y su muerte se convirtió en un ícono para los cientos de artistas que fueron detenidos, torturados, desaparecidos y asesinados durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

LEA TAMBIÉN: 

Avenida en Santiago de Chile llevará el nombre de Víctor Jara

Nació en San Ignacio, hijo de una familia humilde de campesinos y creció junto a sus cuatro hermanos. Fue su madre, Amanda, quien lo introdujo a la música y no fue hasta que lograron trasladarse a Santiago, donde lograron cierta estabilidad económica.

En la Universidad de Chile, se unió al movimiento músico-social de la Canción Chilena, que reivindica la cultura del país sudamericano de la invasión del pop "invasor" estadounidense, que se desarrolló en los años 1960 hasta el comienzo de la década de 1970, que además integraban artistas como Violeta e Isabel Parra y las agrupaciones Quilapayún e Inti-Illimani.

En 1961 compuso su primera canción, “Paloma quiero contarte”, aunque combinó su amor por la música con su pasión por el teatro, donde dirigió obras teatrales e impartió clases de actuación en la universidad.

A finales de los años 50, Víctor conoció a la bailarina inglesa Joan Turner, con quien tuvo a su única hija, a la que llamaría Amanda en honor de su madre y que daría título a la que es quizás su canción más conocida "Te recuerdo Amanda".

En 1970, Víctor comienza a dedicarse de lleno a su carrera como cantautor y pronto su fama despegó y sus composiciones se volvieron símbolo de toda una generación. 

La música y la política siguieron entremezclándose en su vida: el pueblo chileno apoyó a Salvador Allende y el cantante compuso el himno de su partido, Unidad Laboral, ”Venceremos”.

Un año después, Allende asume como presidente de Chile y Víctor es nombrado embajador cultural. Tras ello editó el disco “El derecho a vivir en paz” y en 1973 grabó su último álbum “Canto por travesura”.

El 11 de septiembre de 1973 el general Augusto Pinochet dio un golpe de Estado, el mismo día en que Víctor debía acudir a la universidad a actuar junto a Allende en un acto llamado “Canto a la vida”. Su esposa Joan, alertada por la asonada golpista, intentó evitar que asistiera al evento, pero el cantante hizo caso omiso.

Al día siguiente del golpe de Estado de Pinochet, los tanques invaden el recinto universitario y Víctor, miembro del Partido Comunista, pasa a protagonizar una de las más trágicas y atroces muertes de la historia de Chile.

Tras ser detenido en la universidad, fue encarcelado junto con otras 5.000 personas en el estadio Chile, un recinto deportivo en el centro de Santiago que hoy lleva su nombre, donde fue reconocido por militares que lo torturaron brutalmente.

Luego de cuatro días de martirio, el 16 de septiembre, Jara, de 40 años, murió acribillado por 44 balazos, según las pericias tras su exhumación.

Su cuerpo fue hallado en un terreno baldío cerca del Cementerio Metropolitano de Santiago, junto a otros cuatro prisioneros políticos, entre ellos Littre Quiroga, y se convirtió en un ícono para los cientos de artistas que sufrieron violaciones de los derechos humanos durante la dictadura de Pinochet.

Autor de temas como "Te recuerdo Amanda", "El cigarrito" o "El manifiesto", es considerado un símbolo de la Canción Chilena, un movimiento músico-social que se desarrolló en los años 1960 hasta el comienzo de la década de 1970, que además integraban artistas como Violeta e Isabel Parra y las agrupaciones Quilapayún e Inti-Illimani.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.