• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El candidato del Partido Blanco es hijo del expresidente Luis Alberto Lacalle (1990-1995) y de la exsenadora Julia Pou.

El candidato del Partido Blanco es hijo del expresidente Luis Alberto Lacalle (1990-1995) y de la exsenadora Julia Pou. | Foto: Reuters

Publicado 20 noviembre 2019





Lacalle propone un reajuste fiscal de 1.000 millones de dólares que implica eliminar muchas de las políticas sociales impulsadas en el último período.

Luis Lacalle Pou (Partido Nacional) no tuvo éxito en las elecciones de 2014 ante el candidato del Frente Amplio (FA), Tabaré Vázquez, pero esta vez tiene posibilidades de llegar a la presidencia en segunda vuelta, que se realizará el 24 de noviembre.

LEA TAMBIÉN:

¿Cuál es el panorama para la segunda vuelta en Uruguay?

El exsenador de 46 años, férreo opositor al socialismo, estudió derecho pero nunca ejerció la un abogacía, pues decidió dedicarse a la política desde los 24 años, rama en la que hizo carrera en el parlamento como diputado y senador. Entre marzo de 2011 y febrero de 2012 se desempeñó como presidente de la Cámara de Representantes del país suramericano.

El 30 de noviembre de 2014, Lacalle Pou, de orientación derechista, perdió en segunda vuelta electoral con el 41,2 por ciento de los votos, frente al 53,5 obtenido por el actual presidente Tabaré Vázquez, del FA.

Las influencias del candidato nacionalista se remiten a la tradición de la actividad de servicio público en su familia, pues es hijo del expresidente Luis Alberto Lacalle (1990-1995) y de la exsenadora Julia Pou (PN), y bisnieto de Luis Alberto de Herrera, quien en 1958 logró que los blancos -miembros del Partido Nacional- ganaran las elecciones después de 93 años de lucha política.

El candidato estudió en instituciones privadas y vive en un barrio privado con su esposa e hijos, lo que ha sido criticado en esta campaña electoral, al considerar que lo aleja de las clases sociales más bajas.

Programa político

Durante una entrevista radial en una emisora local realizada el pasado junio, Lacalle Pou expresó que su "partido tiene como centro la libertad individual, eso no significa individualismo, sino liberalismo solidario, y creemos que desde el Estado se debe empoderar al ciudadano".

El programa de Gobierno del Partido Nacional estima que, en la actualidad, el Estado es "costoso e ineficiente", por lo que establece la necesidad de que tenga "un mejor control sobre lo que gasta, (además de) evaluar resultados y rendir cuentas ante los ciudadanos".

Asimismo, Lacalle se propone crear una "regla fiscal" para evitar que "el Gobierno gaste más de lo que tiene y de lo que puede", buscando “primero desacelerar y después detener y revertir el crecimiento de la deuda pública, sin aumentar la carga impositiva y tendiendo a mediano plazo hacia una disminución de impuestos".

Lo anterior, que pasa por un ajuste fiscal de 1.000 millones de dólares en el gasto público, se traduce en el desmontaje de muchas de las políticas sociales impulsadas en el último período.

El candidato nacionalista también ha declarado que enviará al Parlamento una Ley de Urgente Consideración con entre 300 a 500 artículos que aún no ha detallado, entre cuyas propuestas estarían medidas como modificar los órganos de representación docente, reorganizar el Ministerio de Desarrollo Social, habilitar la legítima defensa de los policías, desregular la importación de combustibles, reformar las empresas públicas, aumentar la edad de jubilación y modificar la Negociación Colectiva, entre otras.​​​​​​​

Tanto el prospecto de mandatario por el Partido Nacional como su compañera de fórmula, Beatriz Argimón, han mostrado posturas alineadas a Estados Unidos en el ámbito internacional.

El pasado 27 de octubre se celebró la primera vuelta electoral, cuyo resultado, con la totalidad de los votos escrutados por la Corte Electoral, dieron la ventaja a Daniel Martínez, del oficialista Frente Amplio (FA), con el 39,2 por ciento de los votos, mientras que Luis Lacalle Pou, del centroderechista PN, sumó un 28,6 por ciento. 

Los candidatos se enfrentan este 24 de noviembre en balotaje porque ninguno obtuvo el 50 por ciento más uno de los votos para ganar en primera vuelta.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.