• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Abya Yala se opuso a la línea comunicativa que dictó el Gobierno de facto sucedido tras el golpe de Estado de noviembre del pasado año en el país y quedó fuera de la línea sugerida por la administración transitoria.

Abya Yala se opuso a la línea comunicativa que dictó el Gobierno de facto sucedido tras el golpe de Estado de noviembre del pasado año en el país y quedó fuera de la línea sugerida por la administración transitoria. | Foto: @AbyaYalaTv

Publicado 20 agosto 2020


Blogs



Desde el inicio del Gobierno de facto en Bolivia han sido cerradas varias emisoras de radio y canales alternativos.

La sede en Bolivia de la empresa privada de televisión por cable Tigo anunció que cerró el acceso a las transmisiones de la televisora independiente Abya Yala por el supuesto de no contar con la licencia emitida por la Autoridad de Telecomunicación y Transporte de la nación.

LEA TAMBIÉN:

Víctimas de la masacre de Senkata realizan vigilia en Bolivia

Canales alternativos como La Resistencia, denunciaron que de esta manera la empresa de telecomunicaciones ejecuta acciones similares al Gobierno de facto boliviano hegemonizando el discurso público de los medios de comunicación masivos en el país.

Abya Yala se ha opuesto a la línea comunicativa que dictó el Gobierno de facto sucedido tras el golpe de Estado de noviembre del pasado año en el país, por lo que quedó fuera de la línea planteada por la administración transitoria.

En ese sentido, aunque Abya Yala desmintió las razones que supuestamente hicieron a Tigo cerrar sus trasmisiones, la empresa privada le negó seguir transmitiendo en su plataforma de televisión por cable.

En Bolivia la mayoría de los medios de comunicación son privados. Desde la llegada al poder de la presidenta de facto Jeanine Áñez se han cerrado varias emisoras de radio y se han tomado medidas contra otros medios como es el caso de Gigavisión y de Abya Yala.

Asimismo, en los primeros días de instaurado el Gobierno de facto, las señales de Russia Today y de teleSur fueron suspendidas de televisoras de cable como Tigo y Entel, de carácter estatal.

De igual manera se han cometido vejámenes contra periodistas y se sucedieron masacres como las de Senkata y Sacaba que no fueron reportadas ni cubiertas por la mayoría de los medios de comunicación del país.

 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.