• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Truss también anunció medidas para reactivar producciones, las cuales incluyen el lanzamiento de alrededor de 100 nuevas licencias de petróleo y gas y el levantamiento de la moratoria sobre el fracking.

Truss también anunció medidas para reactivar producciones, las cuales incluyen el lanzamiento de alrededor de 100 nuevas licencias de petróleo y gas y el levantamiento de la moratoria sobre el fracking. | Foto: The Guardian

Publicado 8 septiembre 2022 (Hace 8 horas 54 minutos)



Blogs


Ha sido parte del paquete de medidas iniciales anticrisis de la recién nombrada primera ministra británica Liz Truss.

La nueva primera ministra de Reino Unido, Liz Truss, anunció este jueves un plan de medidas anticrisis energética, cuyo centro es la congelación de las facturas de energía a un promedio del equivalente a 2.900 dólares anuales, aunque financiadas con préstamos.

LEA TAMBIÉN: 

Liz Truss asume como primera ministra del Reino Unido

De acuerdo al anuncio de la premier británica se trata en definitiva de un esquema por el equivalente de 180.000 millones de dólares, así como la reanudación de la explotación del llamado fracking, mientras se compromete a abordar las causas fundamentales de la crisis.

En ese sentido, el Gobierno británico intervendrá el mercado y congelará las facturas de energía a un promedio del equivalente a 2.900 dólares anuales durante los próximos dos años a partir del 1 de octubre próximo.

La llamada garantía de precio de la energía limitará el precio que los proveedores pueden cobrar a los clientes por unidades de gas. El Gobierno eliminará temporalmente los gravámenes ecológicos por un valor medio de unas 150 libras esterlinas (172 dólares) al año de las facturas de los hogares. 

Truss también anunció medidas para reactivar la producción, que incluyen el lanzamiento de alrededor de 100 nuevas licencias de petróleo y gas y el levantamiento de la moratoria sobre el fracking para el gas de esquisto, así como la aceleración de nuevas fuentes de suministro de energía, incluidas la nuclear, la eólica y la solar.

El plan de la primera ministra pretende que el hogar promedio ahorre el equivalente de 1.300 dólares en total a partir de octubre debido a la reducción de precios, además del descuento del equivalente a 520 dólares anunciado previamente por el anterior premier, Boris Johnson.

A las empresas y organizaciones del sector público se les iba a ofrecer un nuevo plan de seis meses de "apoyo equivalente", que se espera que sea una intervención para subsidiar el precio mayorista del gas. 

Los funcionarios del Tesoro esperan que la intervención reduzca la inflación prevista en alrededor de cuatro a cinco puntos, lo que, según dijeron, reduciría el costo del servicio de la deuda.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.