• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El embajador de Noruega en Colombia resaltó la importancia de la reintegración de los insurgentes a la vida civil.

El embajador de Noruega en Colombia resaltó la importancia de la reintegración de los insurgentes a la vida civil. | Foto: Pares

Publicado 21 septiembre 2019



Noruega se ha involucrado en al menos 10 procesos de paz desde los años 90 y, a partir de 2012, ha tenido el rol de facilitador en el conflicto colombiano.

Noruega, país garante junto a Cuba de la mesa de conversaciones entre el Estado y las exrebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (Farc-EP), reafirmó este sábado su compromiso con el proceso de paz en la nación suramericana.

LEA TAMBIÉN:

Sube 155 líderes sociales colombianos asesinados en 2019

"La comunidad internacional, como el Gobierno, han sido muy claros en que aquí apoyan absolutamente a quienes están dentro del proceso y quieren seguir adelante", afirmó el embajador noruego en Bogotá, John Petter Opdahl, en una entrevista con la Fundación Pares.

Asimismo, resaltó que “nunca hemos dejado abandonado un proceso, a menos que las partes así lo quieran.

Noruega ha sido un socio confiable y coherente en procesos largos”; el país europeo ha estado involucrado como acompañante o mediador de al menos 10 procesos de paz desde la década de 1990 y a partir de 2012 ha desarrollado el papel de facilitador en el conflicto de Colombia.

Entre los aspectos destacados por Opdahl se encuentra la importancia de la reincorporación de los exinsurgentes a la vida civil, proceso que apoyan por considerar “clave para el futuro del país, pero también para la estabilidad y la seguridad nacional".

Aseguró que aunque algunos de los excomandantes han salido del proceso “hay muchos proyectos productivos en marcha, ya implementados”.

El embajador también hizo referencia a la generación nueva que quiere cuidar su país de una manera diferente y, para lograrlo, necesita la paz, poder vivir en una Colombia más tranquila, con más trabajo, más ingresos, mayor cuidado al medio ambiente.

Varios exmiembros de las extintas FARC-EP anunciaron el pasado 29 de agosto el inicio de una nueva etapa de lucha como respuesta a la “traición del Estado colombiano a los Acuerdos de Paz” firmados en 2016.

Con poca dilación, el 31 de agosto, Cuba y Noruega ratificaron su compromiso con la paz de Colombia y expresaron su preocupación por el reinicio de los conflictos armados.

Mediante un comunicado, manifestaron que los países garantes "respaldan a todos aquellos que defienden el proceso de paz en Colombia y confirman la vigencia del histórico Acuerdo Final de Paz y consideran que su implementación efectiva y estricto cumplimiento es el camino para preservar la paz".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.