• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Las autoridades de patrimonio cultural mexicano han logrado rescatar piezas en países como Estados Unidos, Austria y Holanda, como parte de la campaña "Mi Patrimonio No Se Vende”.

Las autoridades de patrimonio cultural mexicano han logrado rescatar piezas en países como Estados Unidos, Austria y Holanda, como parte de la campaña "Mi Patrimonio No Se Vende”. | Foto: Prensa Latina

Publicado 28 abril 2022 (Hace 7 horas 31 minutos)



Blogs


Las obras arqueológicas serán entregadas al Gobierno mexicano para ser analizadas y determinar su estado de conservación.

Tres piezas arqueológicas prehispánicas originarias de México fueron rescatadas este miércoles antes de ser subastadas en Bélgica, según informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

LEA TAMBIÉN:

Un tesoro arqueológico en México: descubren restos de mamuts

El INAH comunicó, mediante un dictamen presentado a las autoridades policiales belgas, su postura "frente a la comercialización de piezas arqueológicas en el extranjero; así como sus implicaciones negativas en materia de conservación y difusión cultural".

A su vez respaldó su derecho a poseer las obras por pertenecer al patrimonio cultural mexicano.

La casa de subasta Carlo Bonte Auction, en la Ciudad de Brujas, iba a subastarlas el pasado 15 de marzo, cuando desde la sede diplomática mexicana en territorio belga se opusieron alegando el riesgo que representaba la venta para la difusión y conservación del patrimonio.

“Así, este miércoles 27 de abril, las piezas fueron restituidas de forma voluntaria por la señora Maria Helena Defever, de 98 años” a la Embajada de México en Bélgica, según expresa el comunicado oficial de Relaciones Exteriores-Cultura, y el Gobierno mexicanos.

Serán enviadas a las autoridades de la Secretaría de Cultura Federal y del INAH del país latinoamericano para ser estudiadas y determinar su estado de conservación; proceso esencial para tomar decisiones sobre la conservación de las obras en el lugar y con los productos adecuados.

La parte mexicana ofreció agradecimientos a la señora Defever, dueña de las piezas, hasta el momento de la recuperación, "por su gesto, en el marco de las buenas relaciones que prevalecen entre los dos países".

Además, indicó: "Se invita a las casas de subastas a sumarse a la protección y salvaguarda del patrimonio cultural; y a los coleccionistas privados en el extranjero que actualmente tienen en posesión piezas que forman parte del patrimonio de México a restituirlas para su estudio, conservación y difusión".

Las evidencias prehispánicas no "adornos ni artículos de lujo"; son bienes testimoniales de “la identidad y la memoria de los pueblos originarios".

Con la implementación de la campaña "Mi Patrimonio No Se Vende”, la nación mexicana ha denunciado la comercialización de obras que le pertenecen; proyecto que el pasado mes de marzo rescató piezas arqueológicas y óleos de la época virreinal a subastarse en Suecia; y una evidencia arqueológica oriunda de Veracruz, antes de ser comercializada en Austria.

Las casas de subastas más reconocidas se encuentran en Europa, y aunque este es un negocio data del siglo XVII, las autoridades patrimoniales señalan la importancia de que cada pieza debe permanecer en su territorio original o en aquel al que hayan sido donadas.

Esta es una forma de preservar la identidad de cada nación, consolidar nexos culturales y testimoniar la historia de cada país con evidencias.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.