• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Los niños se han convertido en el nuevo objetivo de los traficantes de emigrantes irregulares en la frontera sur.

Los niños se han convertido en el nuevo objetivo de los traficantes de emigrantes irregulares en la frontera sur. | Foto: EFE

Publicado 14 abril 2021 (Hace 14 horas 53 minutos)


Blogs



De acuerdo al mandatario mexicano, la visita tiene como objetivo frenar el contrabando de niños migrantes hacia EE.UU.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo este miércoles que planea visitar la frontera sur de su país para discutir con gobernadores y alcaldes allí cómo frenar el contrabando de niños migrantes, algo que es "una preocupación creciente para Estados Unidos".

LEA TAMBIÉN: 

Peticiones de asilo aumentan en frontera sur de México

El movimiento de López Obrador llega luego que Estados Unidos hubiera pedido a México, Guatemala, Honduras y El Salvador que "ayuden a reducir el número de niños migrante"s que llegan a la frontera sur estadounidense.

Esta semana, el gobierno de Joe Biden dijo que había alcanzado acuerdos con esos países de usar soldados para combatir el tráfico de migrantes. El paso fue criticado por defensores de los derechos humanos y de los migrantes, que dijeron que dificultaría la situación de personas que buscan protección internacional.

El anuncio, como es habitual, llegó a través de su conferencia de prensa diaria, en la cual López Obrador dijo que "el deseo de proteger esos derechos es el motivo de los esfuerzos de México para frenar el flujo de niños migrantes".

El presidente mexicano abundó, en ese sentido: "para cuidar a los niños vamos a reforzar la vigilancia, la protección, el cuidado en nuestra frontera sur porque es defender los derechos humanos".

Anunció que el director de la agencia de protección infantil y familiar de México se mudaría a la ciudad de Tapachula hasta que "mejore la situación", pues el número de niños migrantes que llegan a la frontera sur de Estados Unidos se ha vuelto un problema de relaciones públicas creciente para el Gobierno de Biden, el cual continúa regresando a la mayoría de los migrantes a México, pero ha dicho que no lo hará en los casos de menores no acompañados.

Familias centroamericanas, alentadas por contrabandistas, llevan cada vez más niños consigo, con la esperanza de mejorar sus probabilidades de quedarse en Estados Unidos mientras se procesan sus casos. Algunos de los padres devueltos a México han decidido enviar a sus niños de regreso a través de la frontera sin compañía de adultos.

A finales de marzo último, Biden anunció que la vicepresidenta Kamala Harris estaría a cargo de las gestiones estadounidenses en México y Centroamérica para responder a las causas raigales de la migración, y la vicepresidenta dijo el miércoles que planeaba "visitar pronto" México y Guatemala.

De igual manera, Harris ha dicho que está trabajando a partir de la posición de que la mayoría de las personas no desean dejar sus hogares: "los problemas económicos, climáticos, de sostenibilidad alimentaria y corrupción no serán resueltos de un día para otro, pero Estados Unidos estudia lo que puede hacer sobre el desarrollo económico en esos países", agregó.

Honduras, Guatemala y El Salvador han sido la principal fuente de los migrantes que arriban a la frontera sur de Estados Unidos en los años recientes. La corrupción, el estancamiento económico y los altos niveles de delincuencia están entre los factores principales que incentivan la emigración. El estallido de la pandemia de Covid-19 el año pasado profundizó la desesperación económica y dos fuertes huracanes devastaron la región en el verano último.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.