• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El 24 de diciembre de 1996 la Ley No. 80 o Ley de Reafirmación de la Dignidad y Soberanía Cubana declaró la Ley Helms-Burton ilícita, inaplicable y sin efecto legal alguno

El 24 de diciembre de 1996 la Ley No. 80 o Ley de Reafirmación de la Dignidad y Soberanía Cubana declaró la Ley Helms-Burton ilícita, inaplicable y sin efecto legal alguno | Foto: EFE

Publicado 12 marzo 2021


Blogs



El Título III de la Ley estuvo suspendido desde 1996 hasta que Trump permitió su aplicación en 2019.

Este viernes 12 de marzo se cumplen 25 años de la firma de la Ley Helms Burton, normativa injerencista de Estados Unidos contra Cuba.

LEA TAMBIÉN:

Cuba, el sector no estatal y la búsqueda de un socialismo eficiente

Nació con el nombre de Ley para la Libertad y la Solidaridad Democrática Cubanas, mas no promueve ninguna de las dos. El expresidente William Clinton (1993-2001) puso en vigor aquel día este mecanismo ilegal que busca asfixiar la economía cubana y que ha sido denunciado ante la comunidad mundial y los organismos internacionales.

La norma de los congresistas Jesse Helms y Dan Burton es contraria al derecho internacional y no hace más que recrudecer los escollos que ya el bloqueo económico, comercial y financiero que Estados Unidos impone sobre la isla caribeña.

Desde su puesta en marcha, el Departamento de Estado ha notificado con Cartas de Advertencia a las compañías inversionistas en Cuba de las llamadas “propiedades confiscadas”. Según el documento, cualquier compañía no norteamericana que tiene tratos con Cuba puede ser sometida a represalias legales y, a su vez, pueden ver prohibida su entrada a EE.UU.

Las compañías internacionales deben elegir entre comerciar con Cuba o con Estados Unidos. En sentido general, la ley pretende aumentar el clima de hostilidad en la política de los Estados Unidos hacia Cuba y su Título III es el más peligroso, pues permite a los ciudadanos estadounidenses que fueron objeto de nacionalizaciones o expropiaciones por las leyes cubanas a partir de enero de 1959, de bienes por un valor superior a 50 000 dólares, presentar reclamación ante las cortes de EE. UU.

El Título III entró en vigor en julio de 1966 y el presidente Clinton, en uso de sus facultades, realizó una suspensión temporal por seis meses del acápite. Tras acuerdos diplomáticos y memorandos de entendimiento, el Título no estuvo activo hasta el 2 de mayo de 2019.

El 4 de marzo de 2019, el entonces presidente Donald Trump posibilitó que se entablaran las demandas en las cortes de Estados Unidos contra las empresas cubanas incluidas en una lista del Departamento de Estado por tener presuntas vinculaciones con las Fuerzas Armadas y el sector de la Seguridad Nacional de Cuba.

Cuba, entre marzo de 2019 y abril de 2020, perdió más de Más de 5.500 millones de dólares debido al bloqueo, en buena medida por la aplicación de la legislación, pues se han realizado 25 reclamaciones en los tribunales.

Pese a la condena mundial a la Ley y las denuncias de la nación caribeña, la norma continúa haciendo daño. Cuba no cesa en sus proyectos de trasformación económicas y sociales y continúa siendo de los países latinoamericanos que más destaca en aspectos de desarrollo humano.

La nación ya cuenta con cinco candidatos vacunales en fases de ensayos clínicos, con buena eficiencia para enfrentar la Covid-19 en sus ciudadanos y en países hermanos del mundo. Hasta los más recónditos lugares llegaron y siguen llegando las brigadas médicas a prestar su solidaridad; y establece proyectos de cooperación regionales e internacionales.

Cuba apuesta por su desarrollo biotecnológico también para sostener su economía en medio de una crisis económica agudizada por la crisis sanitaria y el criminal bloqueo. Además, impulsa reformas económicas que abren fuentes de empleos al sector no estatal de la economía e intenta liberar las fuerzas productivas. Sigue siendo soberana como los nombres de dos de sus vacunas. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.