• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El antiguo edial amenazaba, de volver a presentarse como candidato, la continuidad de un alcalde bolsonarista.

El antiguo edial amenazaba, de volver a presentarse como candidato, la continuidad de un alcalde bolsonarista. | Foto: Twitter de E. Paes

Publicado 8 septiembre 2020


Blogs



El antiguo edil enfrenta cargos por corrupción y lavado de dinero que habrían ocurrido durante su mandato.

Eduardo Paes, el exalcalde de Río de Janeiro y actual candidato del Partido Demócrata para volver a gobernar la capital del estado con el mismo nombre, fue objeto de una orden de registro e incautación de documentos este martes por parte del Ministerio Público (Fiscalía) local en una investigación sobre corrupción.

LEA TAMBIÉN: 

STJ destituye a gobernador de Río de Janeiro por corrupción

El operativo responde a una denuncia sobre posibles delitos de corrupción, blanqueo de capitales y falsedad ideológica hecha por el Ministerio Público y aceptada por el Tribunal Electoral, el cual dictó la orden con la autorización de un juez local, por lo cual, Paes y otras cuatro personas se convirtieron en acusados.

El juez Flávio Itabaiana aceptó una denuncia presentada por el Ministerio Público y dictó una orden de registro en la casa de Paes, quien fue alcalde de Río entre 2009 y 2017 pretende presentarse a los comicios de noviembre próximo como candidato del partido Demócratas (DEM), de centroderecha.

La decisión no invalida al exalcalde, pues para ello tendría que ser condenado en un tribunal inferior, aunque llama la atención ya que su posible candidatura amenaza la continuidad en el cargo del actual alcalde, Marcelo Crivella (del Partido Republicano), según las últimas encuestas.

Las encuestas de opinión registran que Paes aparece en primer lugar en la carrera electoral, seguido del actual regidor de Río, el obispo evangélico Marcelo Crivella, que opta a la reelección. 

El exalcalde de Río ya gobernó la ciudad entre 2009 y 2017, y en su día lideró los preparativos y la organización de los Juegos Olímpicos de 2016 que tuvieron su sede en la ciudad carioca.

Este es el más reciente episodio en la saga de políticos brasileños que son acusados, llevados a juicio e incluso condenados en el contexto de casos de corrupción, lavado de dinero y otros posibles delitos colaterales. Ya antes, la Justicia de Brasil había cesado al gobernador de Río de Janeiro por cargos similares.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.