• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El intento de asesinato de la vicepresidenta de Argentina concitó mayor solidaridad con Cristina Fernández y un amplio rechazo en todo al mundo a los discursos de odio y violencia.

El intento de asesinato de la vicepresidenta de Argentina concitó mayor solidaridad con Cristina Fernández y un amplio rechazo en todo al mundo a los discursos de odio y violencia. | Foto: Telam

Publicado 4 septiembre 2022 (Hace 20 horas 55 minutos)



Blogs


A medida que pasan los días se revelan nuevos detalles sobre este gravísimo incidente, condenado en todo el mundo.

En la noche del jueves 1 de septiembre ocurrió en Argentina un intento de asesinato de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, hecho que ha concitado el repudio de muchos argentinos y de líderes políticos en Latinoamérica y todo el mundo.  

LEA TAMBIÉN:

Condenan atentado contra la vicepresidenta argentina

A medida que pasan los días se revelan nuevos detalles sobre este gravísimo incidente. En las últimas horas, el abogado defensor de la mandataria, Gregorio Dalbón, declaró que su defendida decidió acusar a su agresor y pedirán que la causa sea calificada como intento de femicidio.

Hasta el momento, ¿qué se sabe de lo ocurrido? ¿Quién fue el atacante? ¿Actuó solo o en coordinación? ¿Qué razones tuvo para disparar a quien fuera dos veces presidenta de la nación? ¿Por qué falló el atentado?

Antecedentes del hecho

Desde mediados de agosto, cientos de argentinos se congregaron día y noche en los accesos a la residencia de Cristina Fernández para expresarle su apoyo y solidaridad ante el lawfare judicial en su contra.

Recordemos que el fiscal Diego Luciani, a cargo de la causa Vialidad, por la que se acusa sin pruebas a Cristina Fernández de corrupción, solicitó una pena de 12 años de cárcel y su proscripción política, lo cual impediría que se presente a las presidenciales de 2023.

En otra de las tantas irregularidades de este proceso, el tribunal oral federal que la juzga le negó el derecho a la defensa, tras lo cual la mandataria se dirigió en vivo a la nación y mostró con argumentos que el expresidente Mauricio Macri y políticos afines a él se enriquecen con millonarios fondos públicos y que los jueces de la causa Vialidad los protegen.

En los meses anteriores, la prensa hegemónica local dio voz a numerosas expresiones de odio y violencia contra el peronismo y el kirchnerismo (incluso, provenientes de políticos locales) y, en particular, contra Cristina Fernández, incitando a vituperarla y demonizarla.

El instante del atentado

El carácter popular de la vigilia cerca de la vivienda de Cristina Fernández fue aprovechado por el agresor, identificado como Fernando André Sabag Montiel, para acercarse a la mandataria y dispararle a la cabeza en dos ocasiones, según testigos.

Aunque ella no se percató de lo sucedido, personas que fueron a saludarla e integrantes de su escolta redujeron a Sabag Montiel y le hallaron un arma.

Videos e imágenes de cámaras de seguridad y teléfonos celulares permitieron confirmar que intentó cometer magnicidio y que es suyo el tatuaje nazi que aparece en la mano que empuña la pistola (como mostró la televisión).

¿Quién es el atacante?

Sabag Montiel tiene 35 años. Es oriundo de Brasil y reside en Argentina desde 1993.  En la noche del viernes pasado se intentó tomarle declaraciones en el sitio donde permanece detenido, para evitar los riesgos de trasladarlo, pero se negó a hacerlo y tampoco entregó la clave de su teléfono.

En una primera evaluación, peritos siquiátricos sostuvieron que se ubica en tiempo y espacio y que es apto para declarar. Al revisarse sus antecedentes, se conoció que fue detenido tiempo atrás mientras portaba un arma blanca.

Lleva un tatuaje nazi en su mano izquierda, lo cual se puede apreciar en fotos suyas en redes sociales. Se trata de la Cruz de Hierro, condecoración del ejército alemán que se dejó de otorgar en 1945 porque se la asociaba a las que se entregaban durante el nazismo.

Investigadores del caso informaron que las redes sociales del agresor fueron modificadas, presuntamente por alguien de confianza, en las horas posteriores al atentado, cuando ya Sabag Montiel estaba detenido.

El arma empleada

El agresor utilizó una pistola Bersa calibre 32 de fabricación nacional. Según peritos, se trata de un arma semiautomática, por lo que hay que accionar manualmente la corredera para cargarla.

Debido a que el atacante no lo hizo, el proyectil no subió a la recámara y no se produjo el disparo a pesar de que Sabag Montiel tiró del gatillo en dos ocasiones.

La pistola pertenecía a un vecino del atacante, ya fallecido, aunque no está claro cómo llegó a sus manos. Está en perfecto estado y fue percutada poco antes, como indican restos de pólvora hallados en ella.

En la vivienda de Sabag Montiel se ocuparon 100 proyectiles calibre 7.62 mm compatibles con el arma y con las cinco balas que tenía en su magazine.

Detalles de la investigación

La jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo llevan adelante la pesquisa, en que se intenta deslindar si Sabag Montiel actuó solo y qué recorridos hizo en los días previos al atentado.

Según medios locales, la hipótesis principal que manejan los investigadores es que actuó solo y no hubo una organización detrás, inferencia que fue rechazada por Dalbón, quien refiere que un allegado del atacante, entrevistado por un medio local, confirmó que Sabag Montiel iba a matar a Cristina Fernández.

No obstante, investigadores declararon a medios de prensa que tratan de establecer si el magnicida tuvo relaciones con personas de características violentas que pudiesen tener información de sus planes.

Tras una primera revisión de la información contenida en su teléfono, la policía halló muchas imágenes vinculadas con el nazismo. Con posterioridad, Capuchetti dispuso que fuera extraída toda la información del equipo para buscar cómplices.

¿Se perdió realmente la información del teléfono?

Medios locales dieron a conocer que este sábado, cuando se reintentó obtener del teléfono del atacante información básica para la investigación, este se reseteó “de fábrica” y los datos se perdieron.

Preliminarmente, técnicos opinaron que ello pudo haber ocurrido por la insistencia de la Policía Federal de acceder al teléfono sin contraseña, o que alguien haya accedido de manera remota y haya borrado los datos.

Respecto a este tema, la jueza instó este sábado a que se redactara un informe de lo ocurrido y citó para este domingo a todos los responsables de la custodia y manejo del equipo.

En mensaje difundido a través de la red social Twitter, el abogado de Cristina aseveró: “Es gravísima la responsabilidad de la Jueza, el Fiscal y los que manipularon el celular del imputado. De confirmarse la información de algunos periodistas, iniciaremos otra causa contra todos los responsables de tremendo “error” judicial, y/o posible encubrimiento agravado”.

¿Qué sigue a continuación?

Aunque la investigación sigue adelante, por ahora la jueza dispone de elementos para manejar una causa por tentativa de homicidio, más la portación ilegal del arma de fuego y la tenencia de las 100 balas.

Medios locales señalan que, en el caso del primer cargo, podría modificarse a tentativa de homicidio agravado por premeditación y alevosía, y adelantan que la magistrada aguardará a tener todos los elementos para pronunciarse.

Tras el inicio de la indagatoria, la jueza dispone de un plazo de diez días para que se resuelva la situación procesal.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.