• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El gobierno de Jair Bolsonaro lanzó una estrategia para neutralizar a la comisión que lo investigará a partir de este martes.

El gobierno de Jair Bolsonaro lanzó una estrategia para neutralizar a la comisión que lo investigará a partir de este martes. | Foto: PSOL

Publicado 26 abril 2021


Blogs



El aumento de los casos por Covid-19 en Brasil ha corroborado la mala gestión del presidente brasileño.

La Comisión de Investigación Parlamentaria que investigará las acciones del gobierno federal y el uso de fondos en la gestión de pandemia por la Covid- 19 se instalará este martes con la elección del presidente, el vicepresidente y el nombramiento del relator.

LEA TAMBIÉN: 

Brasil registra ya más muertos por la Covid-19 que en todo 2020

Dicha comisión del senado investigará la omisión de Jair Bolsonaro durante la pandemia, mientras que el gobierno del presidente brasileño, lanzó una estrategia para neutralizar a la Comisión Parlamentaria de Investigaciones (CPI), según reportaron medios locales.

Los integrantes de la comisión que son opositores o no alineados al oficialismo devienen en mayoría, siendo siete, en tanto que el oficialismo cuenta con cuatro. Por su parte el presidente negocia apoyo y pidió a los ministerios informes de defensa ante un listado de 23 puntos críticos.

El jefe de gabinete brasileño, general Luiz Eduardo Ramos, envió una circular a 13 ministerios en la que se incluyó una lista de posibles cuestionamientos a ser expuestos por la oposición en la Comisión Parlamentaria de Investigaciones (CPI).

 “El plan de trabajo oficial del CPI será presentado por su relator y deberá ser aprobado por los miembros de la comisión. El relator será designado por el presidente, quien será elegido por la comisión”, señala el sitio oficial del Senado, mientras que una serie de acontecimientos han tenido lugar antes del encuentro del martes.  

La semana pasada el presidente del Senado, Rodrigo Pacheco, había desestimado abrir un proceso de destitución contra Bolsonaro, y era “necesario evaluar los aspectos judiciales, analizar la insatisfacción que existe ante un ministro (de la Corte) o con el presidente de la República”.

Aunque es contrario a un impeachment, el presidente del Senado anunció posteriormente la conformación de la CPI sobre la gestión de las políticas públicas frente a la pandemia, donde la Suprema Corte determinó la apertura.

Asimismo los aliados de Jair Bolsonaro consiguieron en la justicia distrital el cambio del relator de la CPI, según precisaron medios internacionales. De igual manera, el aumento de los casos por Covid-19 en Brasil ha corroborado la mala gestión del presidente brasileño.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.