• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El resultado del alza en seguros de salud, se vio influido por reajustes de hasta el 15.50 por ciento en los planes individuales.

El resultado del alza en seguros de salud, se vio influido por reajustes de hasta el 15.50 por ciento en los planes individuales. | Foto: EFE

Publicado 9 julio 2022 (Hace 8 horas 23 minutos)



Blogs


El incremento de los precios en el último mes en Brasil está mayormente asociado a alimentos, bebidas y seguros de salud.

El Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (Igbe) reveló este viernes que la tasa de inflación interanual alcanzó en ese país el 11.89 por ciento en el mes de junio, aumentando un 0.67 por ciento con relación al pasado mayo.

LEA TAMBIÉN:

Deforestación en Amazonía brasileña registra nuevo récord en primer semestre del año

La entidad anunció por medio de un comunicado, que en el primer semestre del año, el incremento del Índice de Precios al Consumidor (IPC) se ubica en un 5.49 por ciento, y durante junio de 2022 se vio motivado por el aumento en un 0.80 por ciento de los costos de alimentos y bebidas, así como el alza de un 2.99 por ciento en los seguros de salud.

En cuanto al grupo de alimentos y bebidas, el director de la investigación por el Igbe, Pedro Kislanov, detalló a medios locales que “el resultado se vio influido por el aumento de los precios de los alimentos para el consumo fuera de casa (1.26 por ciento), especialmente de las comidas (0.95 por ciento) y de los aperitivos (2.21 por ciento)”.

El especialista explicó que luego del confinamiento impuesto por la pandemia, regresó la tendencia de comprar alimentos elaborados, y se evidencia en el alza de los precios.

El funcionario del Igbe refirió además que en los últimos meses, víveres como la leche de larga duración y las judías sí experimentaron una subida de precios. Sin embargo, los costos de algunos productos alimenticios como tomates, patatas, zanahorias y cebollas, “se han mantenido estables” con relación a mayo o han descendido.

“A partir de abril y mayo, el tiempo empieza a ser seco y esto mejora la producción, la oferta aumenta y los precios bajan. Otro punto es que estos alimentos tuvieron una gran subida de precios en los primeros meses del año y, con la alta base de comparación, es normal que bajen”, explicó Kislanov.

Respecto al ascenso de los costos en los seguros de salud, el representante del Igbe recordó que en mayo pasado, la Agencia Nacional de Salud Complementaria (ANS) anunció reajustes de hasta el 15.50 por ciento en los planes individuales de seguros sanitarios. La medida “tuvo un gran impacto en este resultado”.  

El grupo de transporte subió en junio un 0.57 por ciento, lo que supone una ralentización con respecto al 1.34 por ciento del mes anterior, motivado por el ligero descenso que experimentó el país en los precios de la gasolina, el etanol y gasóleo. 

En cuanto a la vivienda, que había retrocedido en mayo, el alza fue del 0.41 por ciento, lo cual se explica por los reajustes a las tarifas de agua y alcantarillado en regiones como Belém, Sao Paulo, Campo Grande y Curitiba.

Otro grupo que presentó alza de precios fue el del vestuario con el 1.67 por ciento. Kislanov indicó que se debe al “aumento de los precios de las materias primas, especialmente del algodón. También existe la influencia indirecta de otros factores, como el aumento del precio del combustible”.

Brasil concluyó el 2021 con un índice inflacionario del 10.06 por ciento, el mayor acumulado desde 2015. Entidades financieras calculan que podría cerrar 2022 con una tasa de inflación comprendida entre el 9.5 y el 7.8 por ciento.

Debido al incremento de los precios, el Banco Central brasileño ha elevado de forma gradual los tipos oficiales de intereses, buscando que ofrezcan indicios de desaceleración en los próximos meses.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.