• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El clero de El Salvador repudió el asesinato del padre Ricardo Antonio Cortez y exigió garantías para que hechos como ese no se repitan.

El clero de El Salvador repudió el asesinato del padre Ricardo Antonio Cortez y exigió garantías para que hechos como ese no se repitan. | Foto: El Independiente

Publicado 18 agosto 2020


Blogs



Sacerdotes reclamaron al Gobierno de esa nación centroamericana que se detengan los crímenes contra líderes religiosos.

La Sociedad Cooperativa Sacerdotal Limitada (Coopesa) condenó este martes el asesinato del sacerdote Ricardo Antonio Cortez, ocurrido en la noche del 6 de agosto en El Salvador, y exigió al Gobierno de Nayib Bukele "que ponga a funcionar sus ministros para lograr" su esclarecimiento.

LEA TAMBIÉN:

Iglesia salvadoreña pide esclarecer asesinato de sacerdote

La agrupación integrada por sacerdotes reclamó que se detengan los crímenes contra líderes religiosos en esa nación centroamericana, donde en los últimos años tres presbíteros han sido ultimados.

Para los integrantes de Coopesa, las muertes violentas de Walter Osmir Vásquez (29 de marzo del 2018), Cecilio Pérez (18 de mayo del 2019) y Ricardo Antonio denotan "que existe un plan homicida orquestado, en el que hay actores de distintas procedencias y un patrón de conducta criminal premeditado y con alevosía, frente a víctimas inocentes, como en tiempos de monseñor (Oscar Arnulfo) Romero", expresaron en un comunicado.

 

Con anterioridad, el crimen había sido condenado por la Conferencia Episcopal de El Salvador (Cedes) y el Arzobispado de San Salvador, la capital. Al respecto, Coopesa apoyó el pronunciamiento de la Cedes y le solicitó hacer "su propia investigación del homicidio, cuyos resultados puedan confrontarse con la investigación del Ministerio Público”, expresaron.

Además, la gremial sacerdotal puso a disposición "su talento humano para conformar instancias que sean necesarias para conocer la verdad sobre los hechos".

Más allá de la apelación a la Presidencia del país, Coopesa exigió al Fiscal General que investigue el asesinato del sacerdote Ricardo Antonio Cortez, y a la Dirección de la Policía Nacional Civil que profundice y capture a los actores intelectuales y materiales del crimen.

El Procurador de Derechos Humanos de El Salvador también suscribió las expresiones de repudio al crimen.

El padre Ricardo Antonio Cortez, quien era rector del Filosofado del Seminario Mayor San Oscar Romero (ubicado en el departamento de Usulután, al este del país), fue asesinado por desconocidos cuando se desplazaba en su vehículo en la jurisdicción de San Nicolás Lempa, a unos 80 kilómetros al sureste de San Salvador (departamento central de La Paz). Era párroco del poblado de San Francisco Chinameca.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.