• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La denuncia contra Morales fue presentada por el abogado Omar Durán y el diputado opositor Rafael Quispe, de Unidad Democrática. 

La denuncia contra Morales fue presentada por el abogado Omar Durán y el diputado opositor Rafael Quispe, de Unidad Democrática.  | Foto: Reuters

Publicado 20 noviembre 2019





El mandatario boliviano se encuentra en México, donde recibió asilo tras el golpe de Estado en su conta consumado el pasado 10 de noviembre. 

El Ministerio Público de Bolivia admitió una demanda penal contra el presidente Evo Morales, a quien acusan de cometer 10 delitos, entre ellos, alzamiento armado, asociación delictuosa, organización criminal, terrorismo y financiamiento al terrorismo. 

LEA TAMBIÉN: 

Evo Morales denuncia 27 muertos en Bolivia por represión golpista

El mandatario boliviano es acusado de todos estos delitos, tras el golpe de Estado que se consumó en su contra el pasado 10 de noviembre que ha desatado una persecución contra militantes y seguidores de su partido Movimiento al Socialismo (MAS). 

La denuncia fue presentada ante la Fiscalía de La Paz por el diputado Rafael Quisme, afiliado al partido opositor Unidad Demócrata (UD).

De acuerdo con la agencia boliviana Fides, la denuncia señala al mandatario de incitar "al odio, la violencia, la discriminación, actos de racismo y sedición, terrorismo y otros delitos". 

Al respecto, en rueda de prensa celebrada este miércoles, el mandatario boliviano negó su participación en las actividades organizadas por movimientos sociales en contra del golpe de Estado. 

Destacó que cualquier procedimiento judicial en su contra debe realizarse a través de un juicio de responsabilidad, un proceso previsto para evaluar las acciones de presidentes y expresidentes. 

Entretanto, el Gobierno de facto de Bolivia anunció este miércoles que presentará una denuncia internacional contra Morales por supuestos "crímenes de lesa humanidad".

Para sustentar su acusación, Arturo Murillo, nombrado ministro interno por la junta golpista, presentó un video en el que se muestra una supuesta conversación telefónica en altavoz entre un dirigente cocalero y Morales. 

El video no ha sido verificado ni comprobado por fuentes independientes, pero el Gobierno de facto boliviano asegura que la voz que se escucha es la del presidente indígena, quien estaría pidiendo a los cocaleros organizarse para llevar a cabo bloqueos de vías. 

El presidente Morales anunció su renuncia al cargo el pasado 10 de octubre  cuando llamó a todos los sectores políticos, en especial a la oposición golpista, a evitar un derramamiento de sangre. No obstante, desde entonces el Gobierno de facto instalado ha llevado a cabo una persecución contra seguidores y militantes del MAS, partido con el mayor respaldo popular. ​​​​​​​

Además, las Fuerzas Armadas y Policías han iniciado una represión contra las manifestaciones en rechazo a la afrenta antidemocrática. Las acciones de estos cuerpos de seguridad suman 27 muertos en tan solo 10 días. 

Pese a esto, los bolivianos se mantienen en las calles para exigir la renuncia de la senadora Jeanine Áñez, autoproclamada presidente interina de Bolivia. Exigen la restitución de la democracia y el retorno de Morales al país. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.