• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La violencia ha provocado una crisis humanitaria en Burkina Faso, con más de 1.2 millones de desplazados a la fuerza.

La violencia ha provocado una crisis humanitaria en Burkina Faso, con más de 1.2 millones de desplazados a la fuerza. | Foto: EFE

Publicado 24 junio 2021 (Hace 8 horas 57 minutos)



Blogs


Unicef alertó que la mayor parte de quienes cometieron la masacre de Solhan, Burkina Faso fueron niños de 12 a 14 años. 

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), a través de un comunicado publicado en su página web, condenó este jueves el reclutamiento de menores de edad por parte de grupos armados, tras revelar el Gobierno de Burkina Faso que la mayoría de los atacantes de la masacre en la localidad de Solhan fueron infantes con edad de 12 a 14 años.

LEA TAMBIÉN:

Condena mundial por la masacre en Burkina Faso

"Condenamos enérgicamente el reclutamiento de niños y adolescentes por parte de grupos armados no estatales, ya que se trata de una grave violación de sus derechos fundamentales", cita el comunicado a la representante de Unicef en Burkina Faso, Sandra Lattouf.

Según indica Unicef en su mensaje, los ataques y violaciones de derechos humanos contra la población civil han aumentado considerablemente en Burkina Faso, con 152 muertes de civiles entre marzo y mayo y 178 civiles, incluidos niños, sólo en el mes de junio.

La violencia en Burkina Faso ha ocasionado una crisis humanitaria sin precedentes en la que más de 1.2 millones de personas han huido forzosamente de sus hogares desde 2019, de los cuales el 61 por ciento son niños, añade Unicef en el texto.

La nota de la entidad internacional agrega que como consecuencia de la violencia extrema más de 300.000 niños han sido privados de la educación debido al cierre de 2.244 escuelas, las cuales representan el 10 por ciento  de los colegios del país.

Por su parte, el portavoz del Gobierno y ministro de Comunicación burkinés, Ousseni Tamboura, declaró a medios locales que "los interrogatorios en Uagadugú (lcapital), revelaron que la mayoría de los asaltantes eran menores entre los 12 y los 14 años, ayudados por mujeres cuyo papel due el de señalar los objetivos a los atacantes". 

Al decir del alto funcionario burkinés, la masacre, cometida entre el 4 al 5 de junio con un saldo de al menos 160 fallecidos, fue perpetrada por un grupo afiliado al Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM, por sus siglas en árabe), pro Al Qaeda y el más grande del Sahel. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.