• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La JEP decidió realizar la audiencia en Ocaña debido a la solicitud que hicieron las víctimas que se encuentran acreditadas en el caso.

La JEP decidió realizar la audiencia en Ocaña debido a la solicitud que hicieron las víctimas que se encuentran acreditadas en el caso. | Foto: API

Publicado 26 abril 2022 (Hace 22 horas 31 minutos)



Blogs


Por el macrocaso 03 de falsos positivos en el Catatumbo, la JEP imputó a diez militares colombianos y un civil.

La Sala de Reconocimiento y Verdad de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) celebrará este martes y miércoles en Ocaña, Norte de Santander la audiencia pública de los imputados del caso 03 que investiga los falsos positivos en el Catatumbo.

LEA TAMBIÉN:

5.733 personas fueron asesinadas o desaparecidas en ataques contra la Unión Patriótica

Por estos hechos, la JEP imputó a diez  militares, entre ellos, el general Paulino Coronado, quien fue comandante de la Brigada 30 del Ejército; y un civil.

La decisión de realizar la diligencia en Ocaña fue adoptada por la JEP debido a la solicitud que hicieron las víctimas que se encuentran acreditadas en el caso. 

La determinación se tomó tras 16 reuniones preparatorias en las que la justicia transicional y los afectados han colaborado para hallar verdad sobre el paradero de sus familiares que en algún momento fueron presentados como bajas en combate.

Según la Sala de la JEP, “Ocaña es el único sitio en el que las víctimas podrían sentir que cobra sentido para ellas la realización de las audiencias en relación al macrocaso 3 que adelanta el ente judicial.

Además del general Paulino Coronado, las víctimas podrán escuchar las declaraciones de los coroneles Santiago Herrera Fajardo y Rubén Darío Castro Gómez, antiguos comandantes de la Brigada Móvil 15 (BRIM15); el teniente coronel Álvaro Diego Tamayo Hoyos, antiguo comandante del Batallón de Infantería No. 15 ‘General Francisco de Paula Santander’ (BISAN) de Ocaña, el teniente coronel Gabriel de Jesús Rincón Amado, exoficial de operaciones de la BRIM15 y el mayor Juan Carlos Chaparro Chaparro, excomandante del BISAN.

Por los denominados falsos positivos, la JEP también imputó a los antiguos oficiales de inteligencia de la Central de Inteligencia de Ocaña (CIOCA): el capitán Daladier Rivera Jácome y al sargento segundo Rafael Antonio Urbano Muñoz; así como al sargento segundo Sandro Mauricio Pérez Contreras quien fue jefe de la sección de inteligencia del BISAN, al cabo primero Néstor Guillermo Gutiérrez Salazar, excomandante de escuadra en la BRIM15 y al tercero civil Alexander Carretero Díaz, quien trabajó como colaborador de las dos estructuras militares.

Al concluir la audiencia pública y que los imputados hayan prestado su declaración, la Sala de la JEP tendrá un plazo de tres meses para emitir la resolución de conclusiones ante la Sección de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad del Tribunal para la Paz.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.