• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Las exportaciones de productos de algodón han sido objeto de medidas coercitivas unilaterales por parte de EE.UU.

Las exportaciones de productos de algodón han sido objeto de medidas coercitivas unilaterales por parte de EE.UU. | Foto: Xinhua

Publicado 3 diciembre 2020


Blogs



Beijing primero rechazó las acusaciones de Washington sobre derechos humanos y las medidas coercitivas que le siguieron.

La Cancillería china refutó este jueves las acusaciones del Departamento de Estado de Estados Unidos en contra de su llamada política de integración militar-civil, y urgió a Washington a poner fin a sus "provocaciones deliberadas y declaraciones denigrantes" en contra de China.

LEA TAMBIÉN: 

China exige a EE.UU. levantar sanciones a Venezuela

Las declaraciones de la Cancillería refieren además que "Estados Unidos ha venido tergiversando y difamando la política de integración militar-civil de China con motivaciones políticas, valiéndose de presiones morales y políticas, e incluso de amenazas de sanciones en contra de empresas e investigadores chinos y estadounidenses".

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores del país asiático, en una rueda de prensa agregó que China deplora y rechaza las acciones de EE.UU., las cuales según la funcionaria son un reflejo de su típico "doble rasero", al querer prohibir a otros que hagan lo que él mismo hace. 

De acuerdo a la portavoz, la verdadera intención del Gobierno estadounidense es "inventar excusas para justificar su bloqueo a la alta tecnología de China". Esta constituye una práctica la cual "va en contra del espíritu de la cooperación internacional y de la tendencia de los tiempos, y a la postre dañará los intereses de China, de Estados Unidos y de todo el mundo".
 
Cuando se le pidió que comentara sobre la decisión de Estados Unidos de bloquear las importaciones de algodón de Xinjiang, la diplomática dijo que "las acciones de Estados Unidos violan las reglas del comercio internacional y los principios de la economía de mercado, dañan las cadenas industrial y de suministro globales y perjudican los intereses de las empresas y los consumidores de todos los países, incluido Estados Unidos".

La portavoz abundó que "Ciertos políticos estadounidenses afirmaron que se preocupan y protegen los derechos de los grupos étnicos en Xinjiang, pero por otro lado, restringieron y reprimieron a empresas de Xinjiang utilizando la presión y las sanciones y trastocaron el desarrollo estable y la prosperidad de Xinjiang".
   
Más adelante, la funcionaria expresó que "China insta a estos políticos estadounidenses a respetar la verdad básica y a dejar de utilizar las cuestiones relacionados con Xinjiang para interferir en los asuntos internos del país".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.