• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Una lanzadera tipo Gran Marcha 3B llevó hasta su órbita el satélite número 55 del sistema BeiDou, creado por China, con lo cual completan su sistema de navegación global.

Una lanzadera tipo Gran Marcha 3B llevó hasta su órbita el satélite número 55 del sistema BeiDou, creado por China, con lo cual completan su sistema de navegación global. | Foto: Xinhua

Publicado 23 junio 2020


Blogs



Se lanzó con éxito el satélite número 55 de la familia BDS, diseñada por China para erigir su sistema de navegación global.

China completó este martes el despliegue de su propio sistema de navegación global y alternativo al GPS, tras el lanzamiento del último ingenio de su Sistema de Navegación por Satélite BeiDou (BDS, por su sigla en inglés).

LEA TAMBIÉN:

China a un paso de completar sistema de navegación global

En una misión calificada de exitosa, un cohete portador Gran Marcha 3B partió desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang (provincia suroccidental de Sichuan) y transportó el vehículo espacial, el número 55 de la familia BeiDou (en chino, Osa Mayor), hasta su órbita preestablecida.

El satélite es el último del sistema BDS-3, familia de ingenios que comenzó a ofrecer servicios básicos de navegación a países y regiones ubicados a lo largo de la Nueva Ruta de la Seda, así como al resto del mundo, en diciembre de 2018.

Algunas particularidades del sistema de satélites 

BDS es uno de los cuatro sistemas de navegación global por satélite que existen. Los otros son GPS (Estados Unidos), Galileo (Unión Europea) y Glonass (Rusia).

En comparación con estos, el diseño del sistema BDS incluye equipos para funcionar en la órbita terrestre media (MEO), la órbita geosíncrona inclinada (IGSO) y la órbita geostacionaria (GEO).

La familia BDS-3 consta de 30 ingenios: 24 de órbita MEO, tres de tipo IGSO y tres de tipo GEO.

Estos últimos, incluido el recién lanzado, pueden ayudar a mejorar de manera significativa los indicadores técnicos generales del sistema BDS-3, según la Academia de Tecnología Espacial de China, desarrollador del satélite.

En cuanto al servicio de posicionamiento activo, que se logra a partir del funcionamiento conjunto de dos satélites GEO, este emplea tecnología de medición de radio.

Puede proporcionar las ubicaciones de los usuarios no solo a sí mismos, sino también a las partes relevantes que estén monitoreando el paradero de aquellos, lo cual lo convierte en un servicio vital para operaciones de búsqueda y rescate, pesca y otros campos en los que se debe garantizar la seguridad de los individuos.

Dada su posibilidad de integrar por primera vez capacidades de navegación y comunicación, el sistema BDS ofrece, entre otros, servicios de navegación, comunicación de mensajes cortos, búsqueda y rescate más allá de las fronteras nacionales, así como un posicionamiento preciso.

Los ingenieros chinos afirman que la comunicación de mensajes cortos ha sido mejorada diez veces. Cada vez que lo precisen, los usuarios del sistema pueden enviar un mensaje de 1.200 caracteres chinos así como imágenes, lo cual puede resultar especialmente útil en caso de emergencias.

La vida útil diseñada de los satélites BDS-3 se ha incrementado a 12 años, y están equipados con relojes atómicos de rubidio e hidrógeno de alta precisión, desarrollados totalmente por China.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.