• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
José Gregorio Hernándes es considerado un santo popular, y adorado en Venezuela y otras naciones.

José Gregorio Hernándes es considerado un santo popular, y adorado en Venezuela y otras naciones. | Foto: Deustche Welle

Publicado 29 junio 2021



Blogs


Se requiere la presentación de un segundo milagro atribuible al Médico de los Pobres, para su posterior examen y validación por el Vaticano.

Este martes se cumplen 102 años del deceso del doctor y beato venezolano José Gregorio Hernández, fallecido a la edad de 54 años a causa de la hemorragia cerebral que le provocó el atropellamiento por un automóvil en Caracas.

LEA TAMBIÉN: 

Saluda papa Francisco beatificación de José Gregorio Hernández

El Médico de los Pobres se ganó el afecto quienes lo rodeaban por su permanente servicio a los más desfavorecidos, sus obras de caridad y su profunda devoción religiosa. Es objeto de culto más allá de su país y se le considera un santo popular.

A partir de 1949 comenzó el proceso de su canonización, que inició el entonces arzobispo de la capital venezolana, monseñor Lucas Guillermo Castillo, y contó con el entusiasta respaldo de los fieles que lo adoraban.

El 30 de abril pasado se realizó la ceremonia de beatificación del insigne venezolano en la iglesia San Juan Bautista, ubicada en una parte de la capital venezolana donde José Gregorio realizó gran parte de su labor como galeno.

A varios meses de este suceso, queda en pie la pregunta de qué falta para que el Médico de los Pobres sea finalmente considerado santo de la Iglesia católica.

Final de un largo camino

José Gregorio Hernández fue declarado Venerable por el papa Juan Pablo II en 1986, luego de que la Congregación para la Causa de los Santos analizara opiniones de quienes lo conocieron y el sumo pontífice aprobara el Decreto de Heroicidad de Virtudes para considerarlo venerable.

A este paso siguió el de su beatificación, aprobada por el papa Francisco en junio de 2020. Para ello, se precisó presentar un milagro atribuible al Médico de los Pobres.

En su caso, la intercesión milagrosa se vincula con la curación de la niña Yaxury Solórzano Ortega, quien sobrevivió a una herida de gravedad en la cabeza, ocasionada por arma de fuego.

Entre otros pasos, se requirió que el milagro recibiera el visto bueno de una comisión de médicos de la Congregación para la Causa de los Santos y que, con posterioridad, fuera aprobado por una comisión de teólogos.

A ambos grupos de expertos les correspondió certificar que la curación de la niña fue completa y perdurable en el tiempo, además de que constituye un hecho que va más allá de la ciencia.

De acuerdo con medios de prensa, el paso último, el de la santificación, contempla una primera etapa en que se debe presentar otro hecho milagroso atribuido al Beato, y una segunda etapa en que la Congregación para la Causa de los Santos examina el milagro presentado.

Según el procedimiento, este segundo hecho milagroso debió producirse en fecha posterior a la beatificación y también será examinado por comisiones de médicos y teólogos.

Luego la propuesta volverá a manos del sumo pontífice, quien refleja su aprobación a través de un Decreto de Canonización.

A finales de abril pasado, la Conferencia Episcopal Venezolana solicitó a los fieles que manifiestan haber recibido un milagro de José Gregorio que compilen documentos, exámenes y testimonios y los envíen a la comisión encargada de su canonización, para su posterior examen.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.